No estés triste

Pregunta mi amiga Ana Castro que de nuestra generación quién no tiene una “tarita”. Estamos todos fatal de lo nuestro. Las cabezas nos van como el 4G en la casa de tu tía… Sigue leyendo