Reyes Aguilar: “Le negaría mi firma a Wert y al rey Juan Carlos”

La mañana del miércoles, una mujer me espera en la Alameda. Sabe que le voy a hacer algunas preguntas, pero no espera que haya algunas tan comprometidas que tenga la opción de elegir si se publican o no sus respuestas. Reyes Aguilar, escritora, es la primera persona que se somete a la entrevista indiscreta de Café José.Reyes (1)

JOSÉ: Reyes, para verte casi que hay que pedir cita por adelantado. ¿Qué te ha traído hoy hasta aquí?

REYES: Tus barbas (carcajada). El aprecio que te tengo y que al fin y al cabo estamos en el mismo barco.

J: ¿Estás preparando otro libro?

R: Sí, el cuarto. El tercero sale ahora en diciembre. Es un ensayo sobre un ilustrador sevillano poco conocido que fue el autor del “Manque pierda”, Martínez de León. Lo que verdaderamente estoy escribiendo con placer es mi cuarta novela. Espero no terminarla nunca, porque eso significará que se me acaba el placer de escribirla.

J: ¿Va a ser tu mejor novela?

R: No, la mejor es la primera, El juego del hombre invisible.

J: Si la primera es la mejor, ¿cómo vendes el resto?

R: Porque el escritor escribe por puro placer y pura satisfacción personal. El tema económico es completamente paralelo a la palabra escritor.

J: ¿Te consideras ya escritora?

R: Pues sí porque cotizo a Hacienda por ello. Ya me meten el cuchillo del 21%. Por eso me lo creo, pero por lo demás no.

J: ¿La cultura debería estar exenta de impuestos?

R: Totalmente. Y, además, que se dieran facilidades para su difusión. La cultura es lo que nos hace libres. Ahí no deberían entrar los recortes, no ha lugar, para nada, en absoluto.

J: ¿Le negarías a alguien tu firma?

R: A Wert, al ministro Wert, por supuesto. Y al rey Juan Carlos.

J: ¿Y a del Nido?

R: No. Bueno, ahora sí, porque está condenado y es un delincuente, pero José María del Nido es el presidente del Sevilla, yo tengo muchos amigos sevillistas y el Sevilla forma parte de esta ciudad. Yo lo conocí, le di la mano y me pareció una persona muy coherente. Pero ya no. Ahora es un delincuente y no le doy ni mi mano ni mi autógrafo.

J: Pero tú eres del Betis. El Betis ahora mismo ¿da para una novela de terror?

R: Da para una novela de terror psicológico de Stephen King. En el Betis está pasando una cosa terrorífica que es que se está acabando con el sentimiento sustituyéndolo por los números y eso en el Betis es imposible. Es como quitar el verde y poner el negro. Eso no puede ser.

J: Pero sigues dentro del Betis.

R: Soy socia del club, miembro de la Peña Bética Rafael Gordillo y formo con otra bética la Asociación Bética Más Betis. Pretendemos unir dos cosas tan compatibles como la cultura y el Betis. Yo lo vivo, porque el Betis es uno de los ejes de mi vida.

J: La filosofía del manque pierda ¿se puede aplicar también a la vida?

R: El fútbol es lo de menos, el manque pierda es una manera de no desfallecer, de ser fiel a ti misma y de conseguir las metas que te propones. A mí el manque pierda me va a llevar a Nueva York y a vivir en el centro. El bético sufre mucho y sabe siempre cómo animar, luchar y salir adelante.

J: José de la Tomasa dijo una vez que el se hizo del Betis para perder, porque para ganar ya estaban los bancos, pero alguna vez estaría bien ganar algo, ¿no crees?

R: El Betis ha ganado la primera Copa de la democracia. Eso no lo ha hecho nadie. La final del 77 estaba preparada para que la ganara el Athletic de Bilbao. Habría sido una bomba que el rey recién nombrado en el cargo le hubiera entregado la primera Copa a los vascos. Para eso el Betis es diferente. Es el trofeo más importante que se ha conseguido en el fútbol nacional, ni UEFA ni Champions ni nada. Ése y la Liga del 35. Date cuenta que el Betis gana la Liga en 1935, la última Liga de la república, y al año siguiente estalla la Guerra Civil.

J: Si hoy se proclamase la Tercera República, ¿el Betis debería dejar de ser ‘Real’?

R: Lo de ‘Real’ es un mero atributo más. El Betis es grande por sí mismo. La monarquía es completamente innecesaria en estos momentos que corren.

J: ¿Qué edad tienes?

R: ¿Yo? Cuarenta y cuatro hermosos años. Soy como Benjamin Button, voy para atrás (se ríe descaradamente).

J: Y con cuarenta y cuatro años, ¿te consideras una madurita interesante?

R: Por supuesto. Decía Chavela Vargas que una mujer con pasado y un hombre con futuro es la pareja perfecta. La experiencia es un grado. Yo estoy ahora muchísimo mejor de coco y de todo que cuando tenía 20 años. En mi mejor momento.

J: Porque, ¿tú de dónde vienes?

R: Yo vengo de las nubes. Yo me he llevado toda mi vida en las nubes, viviendo un mundo de fantasía hasta que decidí que había que sacar todo eso. Entonces me dio por escribir.

J: ¿Crees en el amor?

R: (Se lo piensa mucho y responde con la boca pequeña). Pues… sí, pero con muchos matices.

J: ¿Y en el pecado?

R: (De inmediato) Sí, es lo mejor del mundo. El pecado es fundamental para entender el amor (se ríe).

J: ¿Las aventuras son sólo para los libros?

R: Las aventuras son fundamentales para vivir. Son buenas para todo; para el amor, para el trabajo…

En este momento, la entrevista entra en su fase indiscreta. A continuación se muestran sólo las preguntas que Reyes contestó on the reccord. El resto, quedan en el ámbito privado.

J: ¿Has cometido actos impuros?

R: Sí.

J: ¿Te arrepientes de algo?

R: No. Bueno, sí. Me arrepiento de no haber vivido más intensamente durante 20 años.

J: ¿Cuántos hombres se te escaparon y a cuántos escapaste tú?

R: Yo he escapado de muchos pero a mí sólo se me escapó uno. Y me arrepiento porque ya no está entre nosotros.

J: ¿Usarías una novela para vengarte de alguien?

R: Sí, ya lo he hecho. Me vengué de una profesora del colegio en mi primera novela. Ella podría verse reflejada, pero no lo entendería, porque para eso hay que ser inteligente. Pero el mensaje está ahí.

J: ¿Dices muchas palabrotas?

R: Alguna. Suelo decir “me cago en la leche” y cuando estoy súper cabreada digo “me cago en la puta de oro”.

J: Y cuando dices eso, ¿piensas en alguna puta en concreto?

R: No, porque es una expresión que usaba mi tío. A lo mejor era una puta muy famosa de la antigua Grecia.

J: ¿Cuándo tuviste sexo por última vez?

R: Hace dos días.

J: ¿Fue bien la cosa?

R: Estupendo.

J: ¿Por qué te gustan los hombres con barba?

R: Porque son masculinos. Me gusta que los hombres tengan pelos en las piernas y en los brazos y barba. Ahora se llevan los tíos con pendiente, con caras brillantes, con cejas depiladas, con vestidos brillantes… y a mí me parece que no hay nada como un tío en un andamio y un tío lo más masculino posible.

J: ¿Qué te parece la infidelidad?

R: A veces necesaria y a veces peligrosa.

J: ¿Y la culpa de quién es?

R: De nadie. Es la vida. Hay que ser del carpe diem. El sexo y el amor son cosas diferentes. Si tienes sed, bebes agua aunque lo que te guste sea la Casera. El problema es cuando te enamoras de la aventura.

J: En un momento de sed, ¿beberías de una fuente joven?

R: Pues… (se lo piensa) no. La experiencia es un grado para todo.

J: Para que todo vaya, ¿a ti qué te haría falta?

R: On the reccord, tener cierta estabilidad personal y mental. Libertad de pensamiento.

J: ¿A quién resucitarías?

R: A mi amigo Quini, el único hombre que dejé escapar. Hace 21 años que se fue sin decirme adiós.

SEVILLA

Miércoles, 11 de diciembre de 2013.

Café Piola, Alameda de Hércules, 57.

2 tés verde: 3 euros.

Anuncios

Dos minutos en Oriente

Hemos tenido que esperar un año para que llegara la presentación oficial de Dos minutos en tu vida, pero la espera ha merecido la pena. Oriente Urbano abrió sus puertas a mi literatura y Neferet ofreció la elegancia de su danza para que todo saliera perfecto el pasado 20 de mayo. Hubo amigos y desconocidos entre el público que conformaban periodistas, escritores, bailarinas y profesionales de otros oficios igualmente respetables.

Tuve la indecencia de aparecer primero y tomarme mi tiempo en preparar la escena encendiendo luces, velas e incienso antes de que Neferet prendiese la llama de la pasión con la magnífica interpretación bailada que realizó de un pasaje de la novela situado en el mar de Cádiz. Nos dejamos los dos toda la energía posible para transmitir el sentimiento y la fuerza de Dos minutos en tu vida en un espacio como Oriente Urbano, cuyas paredes rezuman la quintaesencia del arte.

Llevo tiempo diciendo que esta novela tiene un carácter eminentemente femenino (no buscado objetivamente). La protagonista es una mujer, igual que lo son la chica de la portada (Eva Domínguez), la editora (Macarena Diana), la diseñadora de la cubierta y bailarina (Yolanda de Círez) y la presentadora del acto en Oriente Urbano: Reyes Aguilar, compañera radiofónica que se entregó a la causa y abrió la veda de las preguntas. Llegados a este punto, sólo me queda agradecer la participación del público, que dio sentido a toda una tarde de literatura y danza.

Buen provecho.