Salvador Navarro: “Las editoriales me han defraudado”

El miércoles 19 de diciembre Salvador Navarro se sometió a una doble entrevista. La primera se la hizo un grupo de adolescentes que participa en un taller de periodismo en San Juan de Aznalfarache (Sevilla). La segunda se la concedió a Café José y es la que se presenta aquí. Salvador Navarro fue finalista del XIX Premio de Novela Luis Berenguer con su obra No te supe perder. La adaptación cinematográfica de dicha novela está pendiente de estreno en 2014. Mientras tanto, el escritor e ingeniero sevillano tiene ya otros dos títulos en el horno.

DSC_9400JOSÉ: ¿Si no existieran los libros?

SALVADOR: Sufriría, he nacido con ellos.

J: ¿Y si no existiera la ingeniería?

S: Sobreviviría sin problemas.

J: ¿Te quedas entonces con tu parte literaria más que con la otra?

S: Sí, yo me considero válido para buscarme la vida. La profesión es sólo una forma de ganarse el pan.

J: ¿Prefieres montar un libro o un numerito?

S: Un libro. Soy muy pudoroso para los numeritos. Soy una persona discreta.

J: Siendo una persona discreta, has elegido exponerte al público como escritor. ¿Qué tal llevas las críticas?

S: Lo llevo bien. Y si no lo llevara bien, mis principios me dicen que hay que llevarlo bien, que hay que ser humilde.

J: ¿Qué le falta a Salvador Navarro para romper las listas de ventas?

S: La calidad total que todavía no tengo y alguien que confíe en mí con fuerza.

J: ¿En qué consistiría esa confianza?

S: En que se me dé la oportunidad de darme a conocer. El mundo editorial está muy complicado y no hay paciencia.

J: ¿Qué te parece que algunos de los títulos más vendidos del año los hayan ‘escrito’ personajes como Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez?DSC_9359

S: Que es un reflejo de la sociedad en la que vivimos. Yo admito que los lectores de Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban no van a ser nunca mis lectores, con lo cual no me preocupo por ellos.

J: ¿Qué tienes pendiente de publicar?

S: Tengo dos novelas: Huyendo de mí, que la escribí con muchas interrupciones y la considero una novela de transición; y El hombre que ya no soy que quiero presentarlo a un concurso. Estoy convencido de que va a ser una gran novela.

J: ¿Se puede superar No te supe perder?

S: Espero que sí. El techo nos lo ponemos nosotros mismos y yo intento siempre superarme.

J: ¿Cuál es el libro de otro autor que a ti te hubiera gustado escribir?

S: Brooklyn Foolies de Paul Auster. Me encanta esa novela. Me gustaría también haber escrito algo de lo que ha escrito el húngaro Sándor Márai. La amaba de Anna Gavalda… tengo muchos libros que me hubiera gustado escribir, porque me siento proyectado en ellos.

J: Si sólo pudieras salvar un libro ¿cuál sería?

S: Sinuhé el egipcio de Mika Waltari

J: ¿Cómo ves lo de los concursos? ¿Los premios son de verdad? ¿Hay fullería?

S: Hay fullería (se ríe), pero en determinados premios conceden finalistas. Yo intento colarme en el finalista, porque he hablado con editores y me han dicho que hay premios amañados. Desde que quitaron el finalista en el Premio Nadal, no me presento. Antes confiaba en ese certamen. Creo que el juego no es del todo limpio, entonces sólo participo en los pocos concursos en los que creo que existe pureza.

J: ¿A quién le darías el Nobel de Literatura en 2014 si estuviera en tu mano?

S: Por supuesto a Paul Auster. Dudaría a Murakami, porque le veo cierta base falsa. Y de los españoles, a Muñoz Molina.

J: ¿Cómo escritor qué es lo más bonito que te han dicho?

S: Lo que más me gusta es que una frase de mis novelas haya llegado al corazón de alguien. A veces recibo algún mensaje, eso es lo más bonito.

J: Dime una frase de otro autor.

S: Lo que distingue a la amistad del amor es la certidumbre. No me digas de quién es, porque voy a decir Marguerite Yourcenar, pero no estoy seguro. (No es literalmente así, pero sí, es de Yourcenar la frase).

J: ¿Cuándo se va a estrenar la película basada en tu novela No te supe perder?

S: Eso quisiera saber yo. Estoy un poco desesperado con el director, porque es tan perfeccionista que no termina nunca el montaje. Si me entregaran un Goya por el mejor guión, que creo que nos lo pueden dar, no haría alabanzas al director (Manuel Benito de Valle).

J: Tú que te llamas Salvador. Dime una cosa, ¿al Betis hay quien lo salve?

S: Los béticos, porque siempre vamos a estar ahí.

J: ¿Has escrito ya tu obra maestra?

S: Lo mejor está por llegar.

J: ¿Te retirarás después de haber escrito lo mejor?

S: Seguiré.

J: Cuando hayas publicado la mejor, ¿cómo presentarás las siguientes?

S: Creeré que cada novela es mejor que la anterior, aunque no lo sea.

J: ¿A qué escritor no soportas?

S: A Camilo José Cela. Y de los que están vivos; Almudena Grandes. Pienso igual que ella políticamente, pero me resulta empalagosa.

J: ¿Cómo te llevas con la política?

S: Bien, soy muy político. De izquierdas, pero sin partido.

J: ¿Qué piensas sobre la crisis?

S: Es un reflejo de la poca calidad humana de nuestra generación. Hemos sido lobos, todos, yo el primero. La solución está en las leyes. Se ha demostrado a lo largo de la historia que el hombre es un lobo para el hombre y hay que encontrar leyes para tapar esa maldad.

J: ¿Crees que el Gobierno de Rajoy hace una política para perseguir a una clase social en concreto?

S: Son tan torpes que ni siquiera eso. Son torpes y no saben dónde van. Lo que menos les preocupa es el bienestar social de las personas.

J: ¿Quién es Mariángeles y qué representa en tu vida?

S: Es mi mejor amiga y lo doy todo por ella. Es mi alter ego y mi consejera.

J: ¿Tu amor tiene nombre?

S: Tiene nombre pero no lo voy a decir.

J: No te supe perder es una novela negra que por su contenido ha sido muy vinculada al ámbito de la violencia machista, ¿cómo llevas esto?

S: Regular porque no fue escrita con esa intención. Lo que ocurre es que es muy atractivo como motivo de venta.

J: ¿Qué prefieres, un buen contrato editorial o un buen público?

S: Un buen público.

J: Todavía no te has hecho rico con ningún contrato editorial, ¿verdad?

S: Para nada. Estoy muy defraudado con el mundo editorial. Pero no pienso en los contratos, sino en llegar al mayor número de personas. Estoy muy defraudado con las cuatro editoriales con las que he publicado, las cuatro. Lo digo a boca llena.

J: ¿A ti siempre te quedará París? ¿Con quién?

S: Sí, tengo media vida allí. Soy muy crítico con París como lo soy con Sevilla. ¿Con quién? Con la misma persona con la que llevo diez años.

J: ¿Cuál es tu secreto para escribir bien?

S: La constancia, observar mucho al ser humano y, sobre todo, leer mucho.

J: ¿Qué es lo más importante que has aprendido en un taller de escritura?

S: La disciplina. No me pongo horarios porque no quiero crearme más presiones de las que tengo. Soy muy disciplinado y sé que cuando tenga un hueco me voy a poner a escribir.

J: ¿Qué dejarías a día de hoy como legado?

S: Me gustaría que la gente que me conoce se sintiese orgullosa de haberme conocido.

J: ¿Salvador Navarro es un buen escritor, regular o malo?

S: Es un tipo que sabe contar historias.

J: ¿Cuánto pagarías por un libro tuyo?

S: Lo que vale. Hace poco tuve una charla con una muy buena lectora que apoyaba el mundo del e-book y del pirateo. Yo soy partidario de pagar el libro, porque, primero hay que pagar al que escribe y, segundo se disfruta más cuando te gastas el dinero, que tanto cuesta ganarlo, en literatura. Provoca incluso que trates con más cariño el libro.

J: Pero el escritor es el que menos gana al final.

S: A las pruebas me remito. Yo afortunadamente no me gano la vida con esto, pero me jode por la gente que sí quiera o necesite ganarse la vida con la literatura.

J: ¿Prefieres tener sexo o escribir?

S: Las dos cosas.

J: Pero las dos cosas a la vez no se pueden hacer.

S: No (se ríe), cada cosa en su momento.

J: ¿Por qué no se publicó Tres (su primera novela)?

S: Porque no tenía la calidad suficiente.

J: ¿Y qué pasó con ella?

S: La tengo en un cajón y la gente que me quiere la tiene en su cajón. Hay varios ejemplares por ahí rondando.

J: No ha habido ninguna respuesta off the record.

S: (Asiente) ¡Qué graciosa la entrevista!

SAN JUAN DE AZNALFARACHE

miércoles, 19 de diciembre de 2013.

Bar Esquina Cortés, calle Betis, 2.

2 cafés con leche: 2 euros.

Anuncios

Un cuaderno siempre a mano

Entre otras cosas, vine a Argentina para escribir una novela. Por eso procuro llevar siempre un cuaderno a mano, porque la inspiración puede aparecer en cualquier lugar y en cualquier momento. La mañana de ayer la pasé en un lugar propicio para la escritura: el Parque Centenario, un bonito espacio verde al que va la gente a hacer deporte, tomar el sol, leer o darle de comer a palomas y patos.

Sin embargo, no fue allí donde encontré la inspiración, sino en un lugar totalmente distinto y gracias a que no llegué a tiempo a una cita que había acordado. Precisamente porque estuve largo rato en el Parque Centenario y luego paré también a leer un rato en la Plaza Almagro, regresé a mi casa un poco más tarde de lo que debía para almorzar. Había quedado a las 16:30 en el otro extremo de la ciudad para asistir a una clase de escritura creativa. Cuando llegué al Subte para tomar la línea D hacia Hernández era demasiado tarde como para confiar en que llegaría a tiempo a mi destino. Cansado de la caminata, decidí tomar el Subte pero simplemente para desandar lo andado. Salí de nuevo a la superficie en Medrano y tomé a esa altura la avenida Corrientes. Después de pasear unos cinco minutos vi un bar y decidí entrar a tomar algo. Estaban poniendo fútbol. Jugaban Unión de Santa Fe y Estudiantes de La Plata. En el descanso cambiaron de canal y pusieron la liga española. Así fue como, viendo el segundo tiempo del Real Madrid – Zaragoza escribí el primer relato. Más tarde, celebrando que Boca Juniors le ganó por 3 a 1 a San Lorenzo de Almagro (el equipo de mi barrio), escribí el segundo. Entre tanto hubo un café con leche acompañado de una factura con mermelada, dos Coca Colas y una botella de 650 de Heineken.

La combinación de fútbol, soledad en una ciudad inmensa, bebidas calientes y frías, con gas y sin gas, con alcohol y sin alcohol, y, sobre todo, las ganas de escribir, hizo que fuera capaz de poner en pie dos microrelatos. El primero de ellos se titula El Intercambio y el segundo La mina del sueño. Lo mejor de todo es que El Intercambio llevaba en mi cuaderno azul más de un año esperando a que lo escribiese. Hasta la tarde de ayer sólo tenía un título y una intención de escribir, pero desde ayer tengo un relato. Por eso es por lo que siempre hay que tener un cuaderno a mano, porque la inspiración llega pero tiene que pillarte trabajando.

¡Ah! Y por si fuera poco, antes de pagar la cuenta arranqué una hojita de papel del cuaderno y anoté los nombres de los personajes de mi próxima novela, ésa para la cual necesitaba venir a Buenos Aires.

Dos minutos en Oriente

Hemos tenido que esperar un año para que llegara la presentación oficial de Dos minutos en tu vida, pero la espera ha merecido la pena. Oriente Urbano abrió sus puertas a mi literatura y Neferet ofreció la elegancia de su danza para que todo saliera perfecto el pasado 20 de mayo. Hubo amigos y desconocidos entre el público que conformaban periodistas, escritores, bailarinas y profesionales de otros oficios igualmente respetables.

Tuve la indecencia de aparecer primero y tomarme mi tiempo en preparar la escena encendiendo luces, velas e incienso antes de que Neferet prendiese la llama de la pasión con la magnífica interpretación bailada que realizó de un pasaje de la novela situado en el mar de Cádiz. Nos dejamos los dos toda la energía posible para transmitir el sentimiento y la fuerza de Dos minutos en tu vida en un espacio como Oriente Urbano, cuyas paredes rezuman la quintaesencia del arte.

Llevo tiempo diciendo que esta novela tiene un carácter eminentemente femenino (no buscado objetivamente). La protagonista es una mujer, igual que lo son la chica de la portada (Eva Domínguez), la editora (Macarena Diana), la diseñadora de la cubierta y bailarina (Yolanda de Círez) y la presentadora del acto en Oriente Urbano: Reyes Aguilar, compañera radiofónica que se entregó a la causa y abrió la veda de las preguntas. Llegados a este punto, sólo me queda agradecer la participación del público, que dio sentido a toda una tarde de literatura y danza.

Buen provecho.

Presentación en Oriente Urbano

José Ibáñez presenta Dos minutos en tu vida en la sala Oriente Urbano en un espectáculo de literatura y danza con la bailarina Neferet

El escritor sevillano José Ibáñez presentará su novela Dos minutos en tu vida en la sala Oriente Urbano (Calle Castellar número 52 Acc. C, Sevilla) el próximo jueves, 20 de mayo a partir de las 20:30 horas junto a la bailarina Neferet.

El acto estará presentado por la bloguera y escritora Reyes Aguilar, colaboradora de Radio Estilo, y servirá de puesta de largo de una novela que ya han leído cientos de lectores sevillanos. La literatura de José Ibáñez y la danza de Neferet se unirán de la mano en una noche que promete ser el punto de partida a futuras colaboraciones entre ambos.

José Ibáñez, licenciado en Periodismo, presenta Dos minutos en tu vida (Editorial C&M, Sevilla, 2009), su primera novela. Narrada en segunda persona, relata la historia de una niña de catorce años que ha perdido hasta su nombre y que recupera su identidad y la verdad de su vida gracias a un extraño llamado Diego con el que coincide dos minutos al día en un viaje en autobús.

Neferet, licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, se inició en las danzas egipcias en 2001 con la profesora Laila El Jarad, de origen palestino. Dirige desde 2009 la sala Oriente Urbano. Bailarina y profesora de danzas orientales, tribal fusión y otras danzas, con la inauguración de esta sala ha cumplido el sueño de gestionar su propio recinto cultural. Actualmente trabaja por establecer en Oriente Urbano un espacio cultural que abarque cualquier manifestación  artística más allá de la danza.

Ya lo sabes, este jueves, a partir de las 20:30 horas, te esperamos en Oriente Urbano en la presentación de la novela Dos minutos en tu vida.

Presentación de Dos minutos en tu vida. Literatura + danza

Fecha: jueves, 20 de mayo de 2010

Hora: 20.30 horas

Lugar: Espacio Cultural Oriente Urbano,

Calle Castellar, 52 Acc. C, 41003 Sevilla.