La mujer mundial

Hoy es el día. Es hoy y no otro. El día Internacional de la Mujer Trabajadora es el 8 de marzo y esto lo escribo en el mismo momento en el que mi madre sale de casa para ir a su lugar de trabajo. Y lo escribo yo que soy hombre y estoy desempleado (que no parado). Es hoy y hay que celebrarlo. O no. Porque mañana no será el día pero las mujeres seguirán saliendo a trabajar y ayer también lo hicieron.

No hay nada que celebrar cuando se celebra un día. Las fechas internacionales están para recordarnos las injusticias del mundo en el que vivimos. Y hay tantas que hay días casi a diario, porque en este mundo sufren lesiones de derechos las mujeres, los homosexuales, las personas dependientes, las víctimas del terrorismo, los exiliados, los refugiados… Tantos colectivos, tantas personas sufriendo, que casi no quedan días para reivindicar que queremos un mundo más justo.

No es hoy cuando hay que acordarse de las mujeres. Es hoy y mañana y también lo fue ayer. Os dejo una canción de Andrés Calamaro para que la escuchéis siempre que queráis y os acordéis de la mujer, cualquiera que sea la que a cada uno le guste pensar.

Anuncios

Maradona en el mundial

Maradona no es una persona cualquiera, ya lo dijo Calamaro, y ayer el genio del fútbol mundial volvió a demostrarlo tanto en el banquillo dirigiendo a la selección argentina como en la rueda de prensa posterior al partido digiriendo gustoso la carne cocinada de más de un periodista.

Argentina disputó anoche uno de esos partidos del siglo o como lo llamaron en Sudamérica; “La batalla del Río de la Plata”. Uruguay contra Argentina en el Estadio Centenario de Montevideo, el mismo escenario en el que los uruguayos ganaron la primera Copa del Mundo de Fútbol frente a los argentinos en 1930.

El de anoche (madrugada en España) fue un partido tosco, en gran parte aburrido. Uruguay tuvo a Argentina contra las cuerdas durante bastante tiempo, pero al final se impuso el equipo de Maradona. El D10s del fútbol, mil veces convertido en ceniza y mil y una renacido de ellas, estalló de júbilo al ver como Mario Bolatti, centrocampista de Huracán, un obrero entre las estrellas albicelestes, llevaba el balón (en argentino, la pelota) hacia el fondo de la red uruguaya.

Atilio Costa Febre, locutor de Radio Mitre se volvió loco con el gol de Bolatti. Su narración del tanto fue espectacular. En ella mezcló política con geografía y evocó la mítica canción La argentinidad al palo de Bersuit Vergarabat. En Radio Continental, en cambio, Víctor Hugo Morales se lo tomó con más calma. Seguramente en su narración pesara algo su nacionalidad de origen; la uruguaya, y eso condicionó su alegría de argentino naturalizado.

Gol de Bolatti por Víctor Hugo Morales

Sin embargo, si hablamos de Maradona, de goles que valen su peso en oro y de Copa del Mundo de Fútbol, es inevitable evocar la voz de Víctor Hugo Morales y recordar mientras se eriza la piel la narración del gol de México’86 en el Estadio Azteca con el trasfondo de la Guerra de las Malvinas. Calamaro también mencionó el Estadio Azteca en una canción hecha con política y fútbol, al fin y al cabo, los materiales con los que está hecha Argentina.

Buen provecho.