Martinica frente al volcán

El huracán María, que está amenazando ahora Puerto Rico, pasó antes por la isla Martinica, donde se dejó sentir no con tanta fuerza como en su vecina Guadalupe.

Martinica es una isla francesa enclavada en el mar Caribe.

Es la isla donde los indios caribes se subieron a la montaña y desde allí se arrojaron al vacío para no ser esclavizados. Antes se sacaron los ojos para no ver lo que iban a hacer.

Desaparecidos los caribes, se importaron a la isla esclavos africanos. Martinica es hoy una isla de negros tradicionalmente gobernada por hombres blancos y custodiada para Francia por gendarmes blancos. Con un partido nacionalista fuerte, depende económicamente del dinero francés. Es una isla acogedora, pequeña, llena de vida y de ron donde en cada casa se come arroz a diario. Se la conoce como la isla de las flores por motivos evidentes.

María ha dado un pequeño susto a Martinica, la isla que siempre sobrevive. En 1902 el volcán del Monte Pelée (pelado en francés) entró en erupción con tal virulencia y sorpresa que se llevó por delante la vida de 30.000 personas, prácticamente todos los habitantes de Saint-Pierre, que era entonces la capital de la isla. Sobrevivieron tan sólo tres personas. Una de ellas era un hombre negro llamado Louis-Auguste Cyparis, condenado a muerte y que sobrevivió gracias a la ubicación de la mazmorra en la que estaba encerrado. Después de la tragedia, Cyparis fue perdonado y contratado por el circo Barnum que lo exhibió como “el hombre que sobrevivió al juicio final”.

Saint-Pierre conserva hoy las ruinas de aquella catástrofe y vive de ellas. Poco más de 4.000 personas la habitan. La nueva ciudad vive del recuerdo de la agónica muerte de 30.000 martiniqueses que, frente al volcán, no tuvieron tanta suerte como los que la semana pasada se enfrentaron al huracán María.

                   

Candidaturas oficiales a los Premios de la Radio del IES San Juan

2016-10-10 10.41.37El próximo viernes 23 de junio se entregará en el IES San Juan la I Edición de los Premios de la Radio de este centro educativo de San Juan de Aznalfarache.

La radio del IES San Juan se puso en marcha en 2016 gracias al proyecto de Asamblea de Cooperación Por la Paz (ACPP) titulado “Municipios sin Racismo, Pueblos por la Inclusión II Fase” y que fue financiado por el Fondo Social Europeo y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. En el curso 2016-2017, ACPP ha seguido impartiendo el taller de radio en el IES San Juan gracias al proyecto “Radio Escolar: La voz del barrio en la Comunidad de Aprendizaje”, financiado por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía.

Con motivo del buen desarrollo del taller, se decidió crear los Premios de la Radio del IES San Juan. Estos premios se entregarán en el centro el próximo día 23 de junio por la mañana y las candidaturas que optan a los galardones son las siguientes:

Premio al buen rollo:

4º ESO: Branyi, Carlos, Laura, Omar, Ricardo y Yusef (oír audio).

FP Básica: Javi (oír audio).

3º ESO: Manuela (oír audio).

Premio al mejor contenido:

3º ESO: Aisa, Carmela, Lidia, Nepo, Romero y Violeta (oír audio).

3º ESO: Carmela, Lidia y Nepo (oír audio).

4º ESO: Conchi, Elena y Ricardo (oír audio).

Premio al mejor contenido multicultural:

2º ESO: Ada, Álvaro, Anaís, Cata, Haiser y Yassin (oír audio).

4º ESO: Branyi, Carolina, Elena, Omar y Yamilet (oír audio).

4º ESO: Conchi, Dahiana y Ricardo (oír audio).

Premio a la mejor entrevista:

2º ESO: Ada, Cata, Haiser y Yassin con la colaboración de Nuria Domínguez. Entevista a Raúl Solís, periodista y activista LGTB (oír audio).

3º ESO: Aisa, Carmela, Lidia y Violeta. Entrevista a Macarena FL, periodista y blogger de moda (oír audio).

4º ESO: Branyi, Carolina, Dahiana, Marisol, Solmaría y Yamilet. Entrevista a Johanny Méndez, profesor de baile dominicano (oír audio).

Premio al mejor investigador: 

FP Básica: Antonio (oír audio).

1º ESO: Gonzalo (oír audio).

3º ESO: Nepo (oír audio).

Premio a la mejor investigadora:

3º ESO: Aisa (oír audio).

3º ESO: Carmela (oír audio).

2º ESO: Haiser (oír audio).

Premio al programa más divertido:

2º ESO: Ada, Cata, Haiser y Lole. Invitada Loreto Martos (oír audio).

4º ESO: Branyi, Carlos, Laura, Omar, Ricardo y Yusef (oír audio).

FP Básica: David, José Nieto y Mario (oír audio).

Premio al mejor presentador:

2º ESO: Álvaro (oír audio).

3º ESO: Nepo (oír audio).

4º ESO: Ricardo (oír audio).

3º ESO: Romero (oír audio).

Premio a la mejor presentadora:

3º ESO: Aisa (oír audio).

3º ESO: Carmela (oír audio).

4º ESO: Conchi (oír audio).

4º ESO: Dahiana (oír audio).

2º ESO: Haiser (oír audio).

Premio al mejor programa:

2º ESO: Ada, Álvaro, Anaís, Cata, Haiser y Yassin (oír audio).

3º ESO: Aisa, Ambioris, Carmela y Éricka (oír audio).

4º ESO: Branyi, Carolina, Dahiana, Marisol, Solmaría y Yamilet (oír audio).

4º ESO: Branyi, Carolina, Elena, Omar y Yamilet (oír audio).

4º ESO: Conchi, Dahiana y Ricardo (oír audio).

Premio al mejor comportamiento:

2º ESO: Cata.

1º ESO: Gonzalo.

3º ESO: Romero.

Premio al mejor equipo: 

2º ESO: Ada, Álvaro, Anaís, Cata, Haiser y Yassin.

4º ESO: Conchi, Dahiana y Ricardo.

4º ESO: Branyi, Carolina, Dahiana, Marisol, Solmaría y Yamilet.

Premio a la mejor producción de sonido:

2º ESO: Yassin.

4º ESO: Omar.

3º ESO: Romero.

Premio al mejor profesor:

Javier González.

Jesús Barchino.

Virgilio Sánchez.

Premio a la mejor profesora:

Concha Mata.

Rosa Camarero.

Susana.

Premio a la superación personal:

2º ESO: Haiser.

FP Básica: Javier.

2º ESO: Manuela.

3º ESO: Romero.

Premio al compañerismo:

2º ESO: Haiser.

2º ESO: Manuela.

4º ESO: Omar.

El jurado de los premios está formado por un grupo de profesores y profesoras y presidido por José Ibáñez, de ACPP. Los ganadores y ganadoras se darán a conocer el próximo día 23 de junio.

Buen provecho

Desde que imparto un taller de radio para jóvenes ha dejado de sorprenderme el descarado mensaje sexual que recibe la chavalada a través de sus canciones favoritas. El sexo está en todas (o casi todas) las canciones que escuchan cada día. Temas como Anaconda de Nicki Minaj, Despacito de Luis Fonsi o Side to Side de Ariana Grande dejan claro con más o menos metáforas que aquí se viene más a erotizar a la peña que a cantarle un bolero de amor imposible. Y, ojo, a mí me gustan estas canciones que acabo e nombrar. Bueno, en realidad de Luis Fonsi estoy hasta la “pieza”, pero ¡Arriba Nicki y Ariana!

Otra que me gusta mucho y me hace parecer más joven en cuanto a preferencias musicales es Katy Perry. Su último éxito se llama Bon Appétit. El videoclip promete ser uno de los más vistos de la historia de YouTube. No sé cuántas veces lo he visionado antes de escribir esto. Tampoco sé qué pensar de él. Lo único que tengo claro es que es un escándalo. Una locura ideada por mentes sin frenos y que hace aún más rotundo el mensaje (explícitamente sexual) de la canción.

Sin ánimo de hacer spoiler, trato de resumir: Katy Perry aparece en una cama, con el culo al aire y envuelta en plástico de cocina. De ahí es llevada en hombros por un grupo de cocineros y cocineras a una inmensa piscina de harina donde la amasan como si fuese una base de pizza.

KatyLas caras de Katy Perry son verdaderamente cómicas mientras un grupo de extraños, que la ha sacado de la cama sin pedir permiso, la pone a punto para convertirla en la especialidad del menú de un restaurante de postín. Al mismo tiempo, Katy canta

Looks like you’ve been starving

You’ve got those hungry eyes

You could use some sugar

‘Cause your levels ain’t right

I’m a five-star Michelin

A Kobe flown in

You want what I’m cooking, boy

Let me take you

Under candle light

We can wine and dine

A table for two

And it’s okay.

En resumidas cuentas, algo así como, soy 5 estrellas Michelin y vas a querer comerte lo que estoy cocinando (ella misma es el producto).

En ningún momento se la ve incómoda ni da la sensación de estar siendo molestada a pesar de que, claramente, está siendo usada como un objeto (o un alimento en este caso).

Más avanzado el videoclip se presentan tres raperos empeñados en mostrar que tienen mucha pasta y que “ellos controlan”. La intervención de los tres MC se limita a declarar toda la alta cocina que pretenden montarse con la señorita Perry. Nuevamente ella es el menú.

Al final, la historia se da la vuelta (OJO SPOILER) y Katy termina cenándose a quienes pensaban que se la iban a comer a ella.

Y yo me pregunto, ¿es machista este vídeo? ¿incita a la violencia de género? Tengo motivos para decir que sí. Pero también me pregunto ¿no es acaso un juego en el que ella termina dominando a quienes se creían sus dueños? ¿incita a las mujeres a tomar las riendas y no dejarse cocinar por nadie? También tengo motivos para responder que sí. Y, así en general, ¿qué mierda (brillante) de música está escuchando la generación que nos va a pagar las pensiones (LOL)? Vamos, que estoy hecho un lío y no sé qué pensar. Porque, a pesar de lo que nos quieren hacer creer, no estamos obligados a saber de todas las cosas que pasan en el mundo todo el tiempo. Así que Bon Appétit es uno de esos agujeros negros de la incertidumbre que me hacen clavar los codos encima de la mesa y apretarme bien fuerte la mollera para intentar extraer unas conclusiones que no llegan. No sé qué pensar del vídeo de Katy Perry. A ratos me encanta y a ratos lo aborrezco. El hecho es que no puedo dejar de verlo y de plantearme qué debería pensar, cuál debería ser mi postura como hombre feminista. Y ¿tú qué piensas de todo esto?

Lo que me llevé del SEFF

La XIII edición del Sevilla Festival de Cine Europeo (SEFF por sus siglas en inglés) se llevó a cabo en la ciudad hispalense del 4 al 12 de noviembre de 2016. Durante esa semana larga de cine tuve la oportunidad de ver hasta trece títulos distintos de muy diferentes temas y narrativas. A continuación, hago un breve resumen de lo que me llevé del SEFF a través de esas trece películas que me dio tiempo a visionar.

DOGS, Bodgan Mirica. Rumanía, Francia, Bulgaria y Catar, 2016. 104 minutos.

dogs

A las primeras de cambio llegó la primera decepción del SEFF. Dogs tenía una pinta estupenda pero resultó un despropósito enorme. Se trata de un thriller rumano en el que no se explica nada y en el que parece que lo único que le interesa al director es vender muerte e imágenes morbosas pero olvidándose de la historia y de las necesidades del espectador al que deja totalmente desamparado cuando los títulos de crédito hacen su aparición en escena. Es entonces cuando uno se pregunta: y todo esto, ¿por qué?

Por cierto, sensación que ya me ocurrió el año pasado con otra película rumana: One Floor Below de Alexandru Baciu.

THE BALLAD OF GENESIS AND LADY JAYE, Marie Losier. Estados Unidos, Francia, Alemania, Bélgica, Holanda y Reino Unido, 2011. 72 minutos.

the-ballad-of-genesis-and-lady-jaye

Lo más extraño que he visto en el SEFF ha sido esta película documental que explora el concepto de pandroginia. Genesis P-Orridge, nacida Neil Andrew Megson, conoció a Lady Jaye en una habitación de tortura BDSM, se enamoró de ella y descubrió quién era realmente. Desde entonces, ambas se sometieron a varias operaciones de cirugía estética para convertirse en gemelas perfectas. La pareja se redescubrió en la pandroginia, una ruptura de la dualidad hombre-mujer y un canto hermoso y raro a las nuevas realidades de género. Esta balada de Marie Losier me pareció una locura maravillosa.

LA MANO INVISIBLE, David Macián. España, 2016. 84 minutos.

la-mano-invisible

Isaac Rosa es uno de los mejores escritores españoles contemporáneos, un excelente periodista comprometido con su sociedad y uno de los más certeros retratistas de la ruptura humana que ha provocado la crisis en nuestro país. Sus novelas están escritas desde las entrañas pero usando toda la materia gris del cerebro de un escritor de izquierdas. Llevar una novela de Isaac Rosa al cine no es algo que pueda hacer cualquiera. Sin embargo, David Macián sale triunfante del envite en La mano invisible, una película que es carne cruda y que merece estar en todas las salas nacionales. El mérito es aun mayor si tenemos en cuenta que ha sido realizada mediante crowfunding. Al final de la cinta uno sale preguntándose si el guión no lo ha escrito Jordi Évole y, cabizbajo y herido, surgen otras cuestiones: ¿cuándo nos robaron la conciencia de clase? ¿Qué tiene que pasar para que renazca la solidaridad obrera? ¿En qué momento los pobres aceptamos que estaba bien enfrentarnos a nuestros semejantes y no a quien nos explota?

AMERICAN HONEY, Andrea Arnold. Reino Unido y Estados Unidos, 2016. 158 minutos.

american-honey

Vi el trailer de American Honey varias semanas antes de plantearme mi agenda en el SEFF y tuve claro que no me la iba a perder, así que la marqué en rojo cuando tuve el abono del festival en mis manos. Asistí un lunes por la noche con la sensación de que me iba a ir contento de la sala de cine. Nada más lejos de la realidad. American Honey es una promesa que no se cumple. Una road movie en la que el espectador se pasa 158 minutos esperando a que llegue el momento de quiebra que lo cambie todo. El resultado es una película plana con una banda sonora para enmarcar y unas ganas terribles de preguntarle a Andrea Arnold si nos ha tomado por tontos. Hacer películas, no sé, pero venderlas se le da muy bien.

SORDAS, Génesis Lence. España, 2016. 15 minutos.

sordas

No es más que un cortometraje de quince minutos en el que lo más importante son los pequeños detalles que el film va mostrando. Sordas podría definirse como un catálogo de situaciones cotidianas para las personas no oyentes en las que seguramente no habrás reparado antes si tienes intacto el sentido del oído. A su favor habría que decir que deja con ganas de más. Habrá que estar atento al recorrido profesional de Génesis Lence, quien no duda en prestarse a proyectos de temática social tan necesarios en nuestro cine.

MARISA EN LOS BOSQUES, Antonio Morales, 2016. 90 minutos.

marisa-en-los-bosques

Marisa es una Amélie a la española. La protagonista de esta película se dedica a solucionar las crisis personales de los demás mientras no termina de solucionar sus propios problemas. A veces ñoño, no se le puede negar la belleza visual a este largometraje que tiene un toque absurdo bastante cómico y que presenta al espectador varias formas de vivir sobre el alambre. Algunos de los personajes mantienen el equilibrio mejor que otros pero ninguno acaba impactando contra el suelo. Una cinta correcta, aprueba sin nota.

SECUESTRO, Mar Taragona. España, 2016. 105 minutos.

secuestro

Antonio Dechent fue galardonado con el premio Canal Sur Radio y Televisión a la Trayectoria Profesional. No vamos a descubrir a Antonio a estas alturas. Huelga decir que el premio es más que merecido. Como colofón a la gala en la que se le rindió homenaje, se proyectó Secuestro, una muy buena película digna de la sobremesa de Antena 3, en la que Dechent es un policía encargado de investigar un caso cada vez más enrevesado. Blanca Portillo, José Coronado, Vicente Romero (Con el culo al aire) y Macarena Gómez completan el reparto de una película digna de ser vista.

EL DÍA MÁS FELIZ EN LA VIDA DE OLLI MÄKI, Juho Kuosmanen. Finlandia, Suecia y Alemania, 2016. 92 minutos.

el-dia-mas-feliz-en-la-vida-de-olli-maki

Creedme si os digo que no me gusta el boxeo pero, en cambio, me encantan las películas de boxeadores. Debe ser por la épica narrativa que suele acompañarlas. El día más feliz en la vida de Olli Mäki se salta un poco los cánones del género. Para su protagonista, lo importante no es el combate por el campeonato del mundo, sino haberse dado cuenta de que está enamorado. Basada en hechos reales y rodada en blanco y negro, esta película aguanta dieciocho asaltos sin besar la lona pero tampoco gana por K.O. Divertida, hermosa y brillante, eso es El día más feliz en la vida de Olli Mäki.

IN BED WITH VICTORIA, VICTORIA, Justine Triet. Francia, 2016. 97 minutos.

in-bed-with-victoria

Casi la incluí por casualidad en mi selección del SEFF. Me faltaba una entrada por canjear y me venían bien el sitio y la hora. Gracias a los planetas por alinearse a mi favor. Me reí muchísimo con In bed with Victoria y me marché a casa muy contento. Lo que vi fue una comedia fresca, en un pequeño apartamento de locos que a veces parece el camarote de los hermanos Marx y en el que vive Victoria, una abogada a la que un amigo mete en el mayor marrón de su carrera profesional. En sus 97 minutos subyace un análisis de las relaciones de pareja desde tres perspectivas bien distintas: los que se llevan a matar pero viven en un ni contigo ni sin ti, el exnovio obsesivo y acosador, y aquellos a los que los fracasos anteriores les llevan a poner en riesgo el verdadero amor. Incluye un juicio surrealista en el que llegan a declarar un dálmata y un chimpancé.

KEEPER, Gillaume Senez, Bélgica, Suiza y Francia, 2015. 95 minutos.

keeper

Keeper no es una película para adolescentes aunque tenga todos los ingredientes para ello: protagonistas de quince años, primer amor, embarazo no deseado de una menor de edad y un prometedor portero de fútbol que sueña con jugar en la élite y hacerse millonario. Sin embargo, Keeper es un dramón para todos los públicos y también un buen número de sonrisas de complicidad con la joven pareja protagonista, que parece vivir un amor indestructible. Plantea muchas preguntas y rompe ciertos estereotipos recurrentes en el caso que nos ocupa. El mayor éxito de Keeper es que consigue mover al espectador de la butaca y colocarlo en el centro de la pantalla. ¿Qué haría yo en el lugar de él o de ella? Altamente recomendable.

UNITED STATES OF LOVE, Tomasz Wasilewski. Polonia y Suecia, 2016. 104 minutos.

united-states-of-love

Situación inicial: Polonia ha dejado atrás el comunismo y se abre al mundo. Sus protagonistas también desean hacerlo: se habla de viajar al extranjero y de la posibilidad de comprar un coche mientras las mujeres se empoderan en una sociedad cien por cien machista y ultracatólica. La fotografía nos muestra una ciudad helada, desértica y decadente en la que conviven personas con ansias de libertad y modernidad. Parte de esas ansías encuentran respuesta en el sexo y, sobre todo, en las relaciones prohibidas. Eso es United States of Love, cuatro maneras de amor prohibido. Buena película situada en el siglo pasado pero con una temática bastante actual.

LAND OF MINE, BAJO LA ARENA, Martin Zandvliet. Dinamarca, 2015. 100 minutos.

Under sandet (Martin Pieter Zandvliet, DK/DE, 2015)
Under sandet (Martin Pieter Zandvliet, DK/DE, 2015)

Lo mejor que vi en el SEFF se llama Land of Mine, que en su versión en castellano se ha titulado Bajo la arena. Ahí, bajo la arena de una playa danesa, es donde se sitúa la acción. La II Guerra Mundial ha finalizado y un grupo de soldados alemanes menores de edad es obligado a encontrar y desactivar las minas antipersona que han dejado sepultadas sus camaradas durante la invasión nazi de Dinamarca. Al grupo lo vigila un sargento muy agresivo, al estilo de La chaqueta metálica, cuyo corazón no es tan de piedra como parece a simple vista. Enorme trabajo de Martin Zandlievt y del reparto al completo para hacer de Land of Mine una película digna de enmarcar. Aplaudan de pie si la ven. Se lo merece.

NOCTURAMA, Bertrand Bonello. Francia, 2016. 130 minutos.

nocturama

Película prohibida en Francia. ¿Cómo no sucumbir ante tal reclamo? Nocturama “cuenta” la historia de un grupo de jóvenes que no tienen demasiado en común y que, no se sabe por qué, decide cometer en París una serie de atentados de forma sincronizada para luego, tampoco se sabe por qué, esconderse en un centro comercial a esperar que pase la noche. Necesito explicar cuánta rabia me produjo perder 130 minutos de mi vida viendo semejante despropósito. Mi reacción fue dormirme varias veces ante algo tan infumable. Me parece una tomadura de pelo. No hay más que morbo y violencia gratuita jugando con el sentimiento de millones de personas que se vieron afectadas de una u otra forma por los  auténticos atentados de París hace un año. Por mí, como si la prohíben en Arkansas o en Navalmoral de la Mata. Les estarían haciendo un favor a los cinéfilos del lugar.

EN RESUMEN

No ha sido para mí la mejor edición del SEFF pero siempre resulta una suerte poder visitar en noviembre varias de las cinematografías que se están dando en el viejo continente. Me quedé con ganas de ver Gurumbé, Canciones de tu memoria negra; La voz en lucha; Sólo el fin del mundo; La prunelle de mes yeux; Le cancre; Ma loute; Personal Shopper; Albüm; Belle dormant; Europe, she loves; Toni Erdmann; Aunque tú no lo sepas, la poesía de Luis García Montero;Mister Universo. Llamadme fatiguita si queréis pero es que me encanta el cine.

Se confirma mi maldición con el Giraldillo de Oro. Nunca he visto la película ganadora del festival. Parece que no se me da bien elegir. Este año, el premio más importante del SEFF se lo llevó Ma loute, de Bruno Dumond.

 

Mi derbi final

EL DERBI MÁS ÍNTIMO de José Ibáñez, seleccionador bético de El derbi final: “Luis Aragonés fue uno de los primeros que le dijo a Lopera ‘hasta aquí, don Manuel’”.

Dos días antes de la presentación del libro en Sevilla, Ibáñez – cuya idea fue la chispa que prendió la mecha – habla largo y tendido sobre lo que el fútbol significa para él:

1) ¿Cuál es tu primer recuerdo sobre el fútbol?

Mis primeros recuerdos tienen que ver con el Benito Villamarín a principios de los años 90. Mi padre me llevó a ver uno de los últimos trofeos Ciudad de Sevilla. El Betis estaba en Segunda e hizo un gran torneo. A mí me impactó que hubiese un equipo brasileño que se llamase Vasco de Gama. Recuerdo el estar de pie en la grada de Gol Sur. El verde del césped, el gris del cemento de la grada.
También me acuerdo de cuando jugaba en la escuela de fútbol del colegio Joaquín Turina. Nos entrenaban mi tío Nico y su amigo Quique, dos treintañeros, por entonces, que siempre estaban hablando de fútbol. Mi primo Andrés fue el que me metió en la escuela. Él ya había caído en pecado puesto que nació siendo bético y mutó a sevillista de la noche a la mañana. En casa de mi abuelo sigue colgada una foto de mi primo vestido del Betis. Eso se llama memoria histórica.
Vimos a España ganarle a Albania y a Eire. Era la selección de Javier Clemente. La gente en la grada se metía con Zubizarreta.
Por último, recuerdo estar preparándome para visitar la Expo 92 con mi familia y unos amigos catalanes mientras escuchaba por la radio un partido que perdió el Betis y en el que mis ilusiones estaban puestas en Rafael Gordillo. Es curioso, porque de Gordillo supe algo por primera vez cuando pegué su cromo del Real Madrid en un álbum de estampitas. Los catalanes hablaban de Cruyff y del Barça de las cuatro ligas consecutivas. Yo tenía a mi Betis en Segunda y no sentía envidia ninguna. Para mí el Betis era lo más grande y Gordillo mi ídolo.

2) Jugador de la historia al que más admiras:

El jugador por el que más admiración siento es Finidi George. Mi padre me hizo socio del Betis por primera vez en la temporada 94-95. Finidi llegó dos años más tarde y para mí fue una revelación. Nadie corría la banda como él y cuando marcaba un gol, le tiraban un sombrero cordobés desde la grada y él se lo ponía en la cabeza. Era una gozada. Se ha hablado mucho de Alfonso, Álexis, Jarni… yo era de Finidi. Si hubiera sido adulto le habría puesto su nombre a una peña bética. Finidi fue la primera persona negra que yo identifiqué con nombre y apellidos. Yo creo que, contrariamente a lo que se piensa, el fútbol puede servir para educarnos en valores. Yo veía a diez tipos blancos como la leche y a Finidi, todos con la misma camiseta, defendiendo el escudo de las trece barras. Ahí me di cuenta de que todos los seres humanos somos iguales y de que nadie puede discriminar a otro por el color de la piel.

bilbao-1743) Entrenador de la historia al que más admiras:

No hay otro entrenador más grande para mí que Serra Ferrer. Si Lopera le hubiera dejado hoy la palabra Betis daría miedo en Europa. Recuerdo cuando Serra sacó al Betis de Segunda y la gente empezó a llevar unas camisetas que decían: “Tiembla, Europa. El Betis está en Primera”. Y, coño, nos metió en Europa.
El Betis de Serra era música clásica. Fuimos a la final de la Copa del Rey en 1997. Nos pusimos dos veces por delante pero el Barça ganó en la prórroga. Yo lloraba de alegría cuando Finidi marcó el segundo del Betis y mi padre lloró de pena cuando el Barça remontó. Estuvimos a cinco minutos de la gloria. Serra ya había firmado por el Barcelona pero volvió y otra vez nos hizo grandes hasta que a Lopera le entró la pitopausia.
Quiero acordarme brevemente de Luis Aragonés. Decir fútbol en España debería ser decir Luis Aragonés. Fue uno de los primeros que le dijo a Lopera “hasta aquí, don Manuel”. Luis Aragonés le quitó a mucha gente la vergüenza de salir a la calle con la bandera de España. La roja de Luis nos enseñó que sentirse español no es patrimonio exclusivo de los fachas.

4) Libro y/o película sobre el fútbol:

Libro no, pero me gustan mucho los artículos de Enric González y de John Carlin hablando de fútbol y de otros deportes. También me gusta leer a Alfredo Relaño, aunque el As a veces parezca Interviú.
En cuanto al cine, nunca me cansaré de ver Evasión o victoria con Pelé y Sylvester Stallone. El fútbol es libertad.

5) Lo más edificante del fútbol:

Para mí lo mejor es el lazo familiar. Para mí el fútbol es familia. Nos une. Es un vínculo muy importante entre mi padre y yo. Si no sé de qué hablar con él, le hablo de fútbol. Mi madre, la pobre, sólo soporta los partidos del Betis. Le hemos robado muchas tardes. Pero incluso con ella hay un vínculo a través del fútbol. Yo creo que mi madre, quizás sin saberlo, me ha enseñado a entender el Betis más que cualquier otra persona.
Me gusta ir al fútbol con mi padre, con mi hermano Alberto y mi primo David. No quiero dejar de hacerlo. Hace diez meses nació mi sobrino Hugo, el primero. Yo ya lo he hecho socio del Betis.

6) Lo más desmoralizador del fútbol:

Lo peor para mí son dos cosas: negocio y violencia. Ahí se desvirtúa el fútbol. Yo soy un nostálgico y no me gusta ver que a los estadios le ponen el nombre de una marca. Lo que más detesto es que las televisiones nos vuelvan locos con los horarios. El fútbol debería ser un partido el sábado por la noche en abierto, ocho el domingo a media tarde y el de cierre para Canal Plus con Michael Robinson pervirtiendo el lenguaje.
Decía también lo de la violencia. El que va a un campo de fútbol a pelearse es idiota. Deberían encerrarlo en la cárcel y condenarlo a no ver fútbol en su vida. No nos representa.
Me gusta mucho el fútbol femenino, espero que ahí nunca entren los hooligans. Lo peor son los padres que tienen a un niño o a una niña jugando en el equipo del barrio y se dedican a insultar al árbitro o al entrenador. La primera violencia en el fútbol la generan los padres.

7) ¿Qué tiene el futbol que no tienen los demás deportes?

Creo que está relacionado con la educación. A mí, y a muchos millones de personas, nos han metido el fútbol desde la cuna. Nos han enseñado a amar este deporte, a sentir la pasión por un equipo. Mi tío Nico me regaló una equipación de portero del Betis cuando apenas sabía andar. Esas cosas te marcan. Es lo mismo que estoy haciendo con mi sobrino Hugo al inscribirlo como socio. Soy un apasionado del fútbol y de la literatura. Me gustaría que él también se vuelva loco jugando al fútbol y leyendo.

img_20150924_2054128) ¿Qué hace que el derbi de Sevilla destaque sobre los demás?

Que en cada familia hay una o varias “ovejas negras”. Es decir, que estamos mezclados. Todo el mundo tiene un primo, una novia, una hermana, un padre que es de la otra acera. Hay familias béticas con lunares rojos y familias sevillistas con lunares verdes. Eso es lo que hace nuestro derbi el mejor del mundo. Lo importante es que se mantenga el buen ambiente de los últimos años. Que la rivalidad siga siendo sana, bien entendida.

9) El derbi que más te emocionó:

El 0 a 3 del Betis de Serra en Nervión. El derbi que más me emocionó lo vi por televisión. No me podía creer el golazo de Tomás Olías.

10) ¿En qué te pareces a tu equipo?

En muchas cosas. Siento que yo soy Betis. Es difícil de explicar pero siento que mi equipo va en mi forma de ser. Soy peleón, impulsivo. Ha habido épocas en las que lo he pasado mal y me he vuelto a levantar. He tenido que bajar a los abismos para encontrarme conmigo mismo. El Betis te enseña a quererlo cuando menos lo merece. Si trasladas eso a ti mismo, te das cuenta de que tienes que quererte siempre, hasta cuando no te salen bien las cosas. El Betis es una lección de vida.

11) El título de tu texto en El derbi final:

Mi cuento se llama “Dos mujeres en la orilla” y hace referencia a una canción de Jorge Drexler: “Al otro lado del río.”
Quería que mi texto fuese un homenaje a la mujer en el fútbol. Pensé en hacerlo sobre el derbi femenino pero luego me di cuenta de que la mujer, por culpa del machismo, ha estado antes en la grada que en el terreno de juego y quise poner el foco en esas mujeres que tomaron la decisión de meterse en un mundo de hombres, romper esa lacra y regalarnos el fútbol que tenemos hoy: un césped abonado para la igualdad (muy lejana aún pero cada vez más próxima) entre mujeres y hombres.

 

Esta entrevista se publicó por primera vez en la página oficial de Facebook de El derbi final.

 

 

Once futbolistas que no eran estúpidos

El despegue definitivo del fútbol como negocio se dio en España en la década de los 90 con la irrupción de ‘La Liga de las Estrellas’, que fue el primer producto de marketing grupal con el que los equipos de la Primera División se unieron para aumentar beneficios.

Manuel Ruiz de Lopera señala la maqueta del estadio que nunca terminó.
Manuel Ruiz de Lopera señala la maqueta del estadio que nunca terminó.

Eran los tiempos de dirigentes como Augusto César Lendoiro (Deportivo de La Coruña), Josep Lluis Núñez (Barcelona), José María Caneda (Compostela), Luis Cuervas (Sevilla), Ramón Mendoza y Lorenzo Sanz (Real Madrid) y los dos mayores paradigmas del fútbol de aquella época: Jesús Gil y Gil (Atlético de Madrid) y Manuel Ruiz de Lopera (Real Betis Balompié).

Los clubes y los jugadores, han ido siendo cada vez más ricos desde entonces. O eso nos han querido hacer creer, puesto que la deuda de los equipos de fútbol con Hacienda no paró de crecer y muchos futbolistas se quedaron sin cobrar las millonarias cantidades que habían firmado.

A pesar de que el fútbol de élite no ha quedado exento de los problemas de cobro y las reducciones de sueldo típicas de la crisis, los futbolistas son las estrellas del momento. Su actividad diaria, dentro y fuera del terreno de juego, depara mayor seguimiento mediático que la del presidente del Gobierno. Conducen coches de lujo, viven en urbanizaciones de lujo y están acostumbrados a que su fama les salve de pagar escándalos que sólo se perdonan a quienes tienen dinero para costearse el perdón y el olvido.

Todo esto ha provocado la irrupción de personajes ególatras que sólo se preocupan por la imagen que de ellos se muestra en televisión.

Sin embargo, no todos los futbolistas viven únicamente preocupados por la cuenta que puedan tener en una entidad como Bankia, por ejemplo. En el fútbol siempre han existido futbolistas que destacaron también por sus preocupaciones fuera del césped. He aquí que presento el once titular de los futbolistas que no eran estúpidos, formado por aquellos señores que se han preocupado de ejercitar el cerebro y/o el corazón tanto como los isquiotibiales.

1. CARLOS ROA

roaSiendo portero del mejor Mallorca de todos los tiempos, Carlos Roa lo tenía todo hasta que decidió renunciar y emprender un nuevo camino en su vida. El arquero argentino había jugado el Mundial de 1998 y estaba en la cima de su carrera cuando el Manchester United quiso contratarle. Sin embargo, Roa sorprendió al mundo del fútbol anunciando su retirada. Lo hacía por motivos religiosos.

Como miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día le estaba prohibido trabajar los sábados para dedicar ese día de la semana a Dios, lo que hacía su fe incompatible con su trabajo. Roa se retiró temporalmente, pues el Mallorca le obligó nueve meses después a volver y cumplir los dos años de contrato que le restaban. Nunca fue el mismo y acabó jugando en Segunda División con el Albacete Balompié.

2. JORGE ANDÚJAR, ‘COKE

coke“Quiero hacer Sevilla Fútbol Club: el Musical”. Eso es lo que le dijo Jorge Andújar, ‘Coke’ a los compañeros de Maasåi Magazine. Gracias a esa entrevista sabemos que ‘Coke’ estaba harto de hacer las mismas cosas de siempre en Sevilla y que, buscando alternativas, dio con la librería Un gato en bicicleta. Tuvo que acudir cuatro veces hasta que encontró el local abierto y después necesitó llamar “como cien veces” al monitor del curso de teatro al que terminó por apuntarse. Toda una muestra de perseverancia de un futbolista que decidió dedicarle un tiempo de su vida a la cultura.

‘Coke’ es uno de sus futbolistas que pasaron por la Universidad, aunque no tiene completada la carrera de Periodismo.

3. JUAN PABLO SORÍN

Juan Pablo Sorín se desempeñó en Argentina, Italia, Francia, Alemania, Brasil y España, donde defendió los colores del Barcelona y del Villarreal.

SPAIN LEAGUE SOCCER-RC BARCELONA-CELTA DE VIGOSorín destacaba, al margen de sus habilidades futbolísticas, por su larga melena rizada y su perilla. Esto ya hacía creer de él que se trataba de un tipo diferente y lo dijo un día en la sala de prensa del Camp Nou: “Soy un pibe con inquietudes: me gusta leer e ir al teatro”. De hecho, publicó un libro con fines solidarios. El día de su despedida como jugador, en 2009, se recaudaron 90 toneladas de alimentos que fueron donadas a instituciones benéficas. Sorín se dedica ahora a analizar el fútbol para ESPN Brasil y ha escrito para medios como Página 12 (Argentina) o El País (España).

4. JAVI POVES

El de Javi Poves puede que sea el más llamativo de los casos de este once. Algunos dirán que sí era estúpido, ya que abandonó una carrera en la élite simplemente porque estaba en contra del sistema capitalista que impera en el fútbol.poves

Javi Poves era defensa central en el Sporting de Gijón del carismático Manolo Preciado, quien un día le preguntó “¿A usted qué le pasa?”. Y Poves se lo dijo. Al chico le molestaba hasta cobrar por transferencia bancaria. No quería formar parte del sistema y se salió. Dejó el fútbol y se pasó tres años recorriendo el mundo para encontrarse a sí mismo. Esta temporada ha vuelto a los terrenos de juego para defender los colores del San Sebastián de los Reyes de Tercera División y está buscando trabajo.

5. JULEN GUERRERO

julenFiel a los colores del Ahtletic Club de Bilbao, Julen Guerrero fue el futbolista más amado por las jóvenes en la década de los 90. También recibió una entrada brutal del, hoy entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone.

Julen Guerrero era una de las grandes estrellas de la Liga y de la selección española a la que comandó junto a otros futbolistas de leyenda como Raúl, Kiko o Alfonso. Sin embargo, fue un futbolista del siglo XX, pues justo cuando se terminaba la centuria, su estrella se apagó de la noche a la mañana. Con 26 años dejó de ser intocable y pasó al banquillo. Se dice que unos años antes el Athletic Club rechazó un cheque en blanco del Real Madrid para vender a Guerrero.

El de Portugalete fue uno de los primeros futbolistas que se licenciaron en Periodismo. Más tarde aprovecharía sus conocimientos universitarios para comentar los partidos de España con el equipo de TVE. También destaca por su afición a tocar el piano.

6. OBDULIO VARELA

obdulio.varela1A cualquiera que le guste el fútbol habrá oído hablar del Maracanazo, aquel partido en el que Uruguay le quitó a Brasil la Copa del Mundo en su propio país. Para que la pequeña república oriental fuese campeona del mundo, fue imprescindible el trabajo psicológico de su capitán, Obdulio Varela.

Lo que no todo el mundo sabe es que Varela, tras romper los sueños de todo Brasil y hacer jurar venganza a un niño llamado Pelé, salió por las calles de Río de Janeiro a beber solo y acabó brindando con los propios brasileños. Obdulio Varela se cuestionó aquella noche del Maracanazo el valor del éxito.

7. JUAN MATA

Más raro que ver a un futbolista estudiando es ver a un futbolista estudiando dos carreras a la vez. mataEso es lo que hace el asturiano ‘Juanín’ Mata, uno de los ‘bajitos’ que están llamados a reactivar el camino del triunfo para la selección española tras el fracaso de Brasil 2014.

El extremo del Chelsea estudia al mismo tiempo Marketing e INEF. Cuando un periodista inglés le preguntó por ello contestó: “No creo que sea un bicho raro, simplemente trato de hacer cosas que se hacen a mi edad”.

8. PABLO INFANTE

infanteEsto es Anduva, Anduva, Anduva, y empuja con el alma, el alma, el alma. Y te lleva en volandas, volandas, volandas…” Esta canción tan pegadiza, cántico de guerra de los aficionados del Mirandés, se puso de moda en toda España en la temporada 2011-2012. La culpa la tuvo, sobre todo, Pablo Infante, capitán del equipo de Miranda del Ebro.

Por entonces el Mirandés jugaba en Segunda División B y pasó del anonimato al estrellato tras eliminar a tres conjuntos de Primera División (Villarreal, Racing de Santander y Espanyol) y colarse en las semifinales de la Copa del Rey, donde ya no pudo con el Athletic Club que aquel año fue subcampeón de Copa y de la Europa League.

El gran culpable de aquella hazaña fue Pablo Infante, un calvo de metro setenta y cinco que se convirtió en el futbolista de moda. Los comentaristas deportivos pidieron incluso su convocatoria con el equipo nacional de Vicente del Bosque y su leyenda se agrandó en cuanto se supo que este burgalés no había llegado nunca a la élite porque prefirió jugar cerca de su casa a separarse de su familia. Por las mañanas, Pablo Infante trabajaba en un banco y por las tardes eliminaba en la Copa del Rey a equipos millonarios de Primera División.

9. ROGELIO SOSA

El Real Betis Balompié siempre ha sido un equipo vendedor y pocas veces ha vendido bien, al contrario que su vecino de Nervión.

rogelioSin embargo, el caso de Rogelio Sosa es distinto. El Betis no hizo caja con él, simplemente, porque no lo vendió nunca. Rogelio, bético de Coria del Río no se movió de la banda izquierda del Villamarín. Allí se pasó 16 temporadas saboreando glorias y fracasos. Vivió algún descenso a Segunda División y estuvo en el banquillo en la primera final de la Copa del Rey en 1977, final que ganó el Betis.

Especialista en meter dentro de la portería lanzamientos de falta imposibles, un día fue a sacar un córner en un derbi disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán, estadio del Sevilla Fútbol Club, cuando un aficionado rival le lanzó un huevo duro. Rogelio cogió el huevo, lo peló, se lo comió y sacó el córner. Décadas después, Dani Alves, jugador del Barcelona, repitió el gesto con un plátano para defenderse de un ataque racista en Vila-Real.

Rogelio Sosa fue quien popularizó la frase “correr es de cobardes”.

10. SÓCRATES

sócratesNo es fácil marcar penaltis de tacón como tampoco es fácil saber aprovechar la fama para intentar cambiar la vida de millones de personas.

Al padre de Sócrates le gustaba la filosofía griega, de ahí su nombre, y su hijo acogió con entusiasmo otro concepto de la Grecia clásica: el de democracia. Tanto fue así que el sistema que él y sus compañeros instauraron en el Corinthians llevó a su afición a portar pancartas en contra de la dictadura cuando jugaban en casa.

A pesar de que lo mejor que sabía hacer era jugar al fútbol, decía que su gran pasión era la medicina. En la puerta de su casa se anunciaba como pediatra.

11. ANTONIO DI NATALE

di nataleUno de las grandes tragedias del fútbol actual es la muerte súbita. Antonio Di Natale, delantero de la selección italiana, vivió de cerca uno de estos lamentables episodios que los médicos deportivos todavía no han logrado controlar. Su amigo Piermario Morosini murió sobre el campo cuando defendía los colores del Livorno. Di Natale, muy afectado, decidió hacerse cargo de la custodia de la hermana de Morosini. La chica, discapacitada, era huérfana de padre y madre y había vivido también el suicidio de su otro hermano, también discapacitado. Di Natale consiguió que el Udinese, club al que pertenecían él y Morosini, se hiciera cargo también del caso.

ENTRENADOR: PEPE MEL

Aunque nació en Madrid, Pepe Mel relaciona los mejores recuerdos de su vida con la ciudad de Sevilla. Allí triunfó en dos épocas distintas con el Betis, del que fue jugador y entrenador. En esa segunda etapa, cuando era el hombre más querido de Heliópolis, dio a conocer su faceta cultural publicando sus dos primeras novelas: El mentiroso El camino al más allá, en las que se adentra en el género de la novela histórica.

pepe melPor su capacidad para crear personajes y ser dueño de sus destinos, Pepe Mel parece el entrenador mejor indicado para manejar este once de futbolistas que no eran estúpidos.

Neferet: “Ahora me dicen que soy yo en el escenario”

neferet (por Rosa de Trazegnis)
Yolanda de Círez, ‘Neferet’. Fotografía de Rosa de Trazegnis en Bruselas, Bélgica.

Yolanda de Círez (Sevilla, 1976) hace ya tiempo que atiende al nombre artístico de Neferet. Con él se ha labrado una carrera profesional a su medida en la danza oriental y la fusión tribal. Licenciada en Relaciones Públicas y Publicidad, atiende a la entrevista con una sonrisa serena y alguna carcajada hasta que habla de su hija, cuando rompe a llorar. A finales de septiembre trae por primera vez a Sevilla a Hossam Ramzy, maestro egipcio de la percusión oriental.

Información sobre Hossam Ramzy en Sevilla del 26 al 28 de septiembre

JOSÉ: No recuerdo gran cosa de la primera vez que te entrevisté (Radio Betis, 2008).

NEFERET: Yo recuerdo que pasé mucho calor en el coche yendo para allá y pensé que tenía que merecer mucho la pena la entrevista para hacer todo ese esfuerzo.

J: ¿Mereció la pena?

N: Hombre, sí. Claro que sí.

J: Te pregunté entonces si habías enamorado a alguien con la danza. ¿Qué me dirías ahora?

N: Con la danza se enamora. Aunque también a veces los hombres se cortan pero eso le da un aire de romanticismo. En realidad he tenido más de una historia bonita con la danza. En la primera entrevista te dije que no y, en realidad, te mentí.

J: ¿Me mentiste por algo en concreto?

N: Porque quise hacerme la interesante (se ríe).

J: He comprobado que sigues siendo una ‘analógica bailarina’. ¿No te han dicho que a los blogs hay que darles de comer?

N: Me lo dijeron pero cuesta mucho trabajo. Las tecnologías evolucionan y ahora utilizo más Facebook… que tampoco. Me resulta complicado mantenerlo todo al día porque tengo otro trabajo.

J: Ese otro trabajo también es creativo. ¿Cuál de los dos te representa mejor?

N: Ambos representan facetas diferentes de mi vida. El trabajo ‘de la nómina’ es diseño multimedia y me gusta, es creativo, pero hay veces que necesito desconectar de tanto ordenador. Mi jefe me conoce muy bien y me ha preguntado si para el próximo proyecto, que es en Rusia, puede contar conmigo o voy a abandonarle por la danza. Le dije que cuente conmigo.

J: ¿La danza no da de comer?

N: Hay que dedicarle muchas horas, tener suerte y arrojo para que te dé de comer. Hay que saber estar en el momento adecuado y el sitio indicado. Yo no tengo tiempo para eso porque siempre me he dedicado también a otras cosas.

J: Te cuesta menos vender a los demás que a ti misma. Ahora traes a Hossam Ramzy a Sevilla a finales de este mes. ¿Cómo va ese proyecto?

N: Cuesta porque, aunque es una experiencia única, tenemos en cuenta que estamos en época de crisis y la gente se lo piensa. Es una inversión, aunque el precio final sale a menos de diez euros la hora.

Yo decidí involucrarme porque me lo comentó mi amiga Serenay. Hossam Ramzy es una estrella de la música oriental, es algo que no hay que perderse. Tenemos el apoyo de la Universidad de Sevilla y eso da mucha alegría porque nos hace ver que no somos las únicas que confiamos en el proyecto.

Hossam Ramzy es un músico reconocido internacionalmente. Le llaman el ‘sultán del swing’ porque en los años 70, cuando llegó a Londres, mezclaba el jazz y el swing con la percusión árabe.

Recomiendo a la gente que vea el vídeo de su actuación con Led Zeppelin y la London Orchestra.

J: Lo haces con el CICUS, ¿te vas a institucionalizar?

N: Ya me gustaría. Son un encanto. Yo no me esperaba que fueran a apoyar algo tan específico.

J: ¿Se va a poder ver a Hossam Ramzy fuera del taller?

N: Sí. Habrá una conferencia con entrada gratuita en el Salón de Grados de la Facultad de Filología el viernes 26 a las 12 de la mañana. Los talleres se extienden entre el viernes y el domingo. El sábado 27 hay una gala de danza oriental a partir de las 9 de la noche en el CICUS, la entrada son 10 euros.

J: ¿Cómo marcha tu proyecto ‘Oriente Urbano’?

N: Mantuve mi sala propia durante dos años. Actualmente doy clases, sobre todo, en la escuela Latidos, donde estoy muy contenta. Por mi parte, ‘Oriente Urbano’ consiste en las clases que doy, las actuaciones que tengo con mis alumnas y los eventos que organizamos. Mi compañera Maytz es una trabajadora nata y organiza muchas actividades de tribal fusión. También nos ayuda a veces Itimad, que ahora va a ser mamá. Para 2015 queremos organizar en Sevilla un festival de tribal con bailarinas internacionales.

J: ¿Por qué el tribal le ha ido ganando terreno a la danza oriental en tu carrera?

N: Tiene que ver con mi personalidad. Yo no soy egipcia ni he ido nunca a Egipto. Me gusta mucho la danza de ese país pero creo que se necesita involucrarse más. Por otra parte, me gusta cambiar y me gusta la fusión. El tribal fusión consiste en conocer las raíces de la danza oriental pero utilizarlas para crear tu propio estilo mezclando otras cosas. A mí me gusta usar elementos teatrales que no se pueden incorporar a la danza oriental.

J: ¿Sigues siendo conocida como la bailarina elegante?

N: No sé cómo me llaman en el tribal. Estoy menos pendiente de lo que dicen de mí. En mi entorno me siguen diciendo que me crezco en el escenario. El tribal es más minoritario y yo estoy más cómoda.

J: ¿Te sientes ahora más auténtica?

N: Mira, sí. Con el oriental decían que ‘la Yoli’ bailaba muy bien. Ahora me dicen que soy yo en el escenario.

Me influyó mucho Bárbara Barretto, que era como una María Jiménez brasileña, y decía que la mujer tiene que bailar con el coño. Es decir, que en el escenario estás tú y lo transmites todo. No hay tapujos.

J: ¿Bárbara ha sido tu principal maestra?

N: Bueno, yo la quiero mucho. Seguimos hablando aunque ella vive ahora en Sao Paolo. Bárbara y yo decíamos que cada una era la coach de la otra. Ella decía que no podía enseñarme nada que yo no supiera pero aprendí mucho de Bárbara después de las clases hablando de la vida, de las mujeres y los hombres. Me aportó una amplitud de miras que yo no tenía antes.

También hubo otra profesora que me influyó mucho: Tatyana Popova, una kazaja que era todo lo contrario de Bárbara; dejaba las emociones fuera, se concentraba mucho en su trabajo. Tatyana Popova me dio la oportunidad de cambiar de registro porque me dio el papel de mala en una coreografía que hicimos juntas para su espectáculo “Las andanzas del capitán Giróvagus”. Me enseñó a reinterpretar el uso del sable. Dimos clases de esgrima juntas.

J: ¿Te has cruzado con alguna alumna a la que no podías enseñarle nada más?

N: Sí, con mucha gente. Se lo he dicho a alguna.

J: ¿Dónde te has sentido tú más incómoda como bailarina?

N: En las discotecas. No es mi sitio. La gente no valora tu trabajo ni te respeta. Se cree que no hay límites y se puede ‘interactuar’ contigo. Hace mucho tiempo que no bailo en sitios así.

J: ¿Has notado alguna vez que se te usaba como un reclamo sexual?

N: Por supuesto. La danza oriental tiene mucho erotismo, aunque no es la única danza que lo tiene. Todo puede tener erotismo.

J: ¿Has notado la excitación del público? ¿Cómo te has sentido con eso?

N: Sí, claro. Puede ser muy frustrante. Nunca me he sentido ‘violada’ o ‘atacada’. Es frustrante porque tú te preparas un vestuario y una coreografía y la gente no ve ese trabajo que hay detrás de la actuación.

Hace poco hablé con un egipcio que me dijo: “A mí mujer no le gusta la danza del vientre porque dice que es denigrante para las mujeres.” Y yo le respondí que los egipcios tienen mucha culpa de eso por exportar la imagen de la bailarina tetona que se contonea y exhibe para los hombres. Es muy triste que Egipto no venda la verdadera esencia de su folclore musical.

J:  ¿Qué le dirías a las niñas de veinte años que van a bailar a una tetería por treinta euros la noche?

N: Que por algún sitio hay que empezar pero que lo realmente importante es formarse. Tienen que aprender de otras bailarinas. Además, le hacen un flaco favor a la danza y a sí mismas tirando el precio por los suelos.

J: ¿Cómo definirías tu trayectoria profesional?

N: (Se ríe y se lo piensa). Suelo decir que soy polifacética. Picoteo de un lado y de otro y evoluciono constantemente. Me dicen que sorprendo. Soy innovadora porque va con mi forma de ser. Soy… cambiante.

J: Nos conocimos en 2008, ¿qué eres ahora que no fueras entonces?

N: Disfruto más. Antes me dedicaba 100% a la danza y eso me generaba estrés. Todo lo que se dijera de mí me afectaba.

J: ¿Cuándo le dijiste a tu madre que querías ser artista?

N: Hace mucho tiempo. Me apoyó porque ella también tiene su vena artística. Sufre con mi estrés. Me dice que valore mi salud. Ella siempre me ha apoyado. Mi padre, no. Nunca me ha visto bailar. Es un personaje.

J: ¿Estás satisfecha con lo logrado?

N: Sí. No he tenido grandes aspiraciones. Para mí la danza es una forma de expresión. No me siento comercial como otras compañeras que han querido proyectarse cada vez más. Yo siempre he hecho lo que he querido.

J: ¿No has pensado nunca en exportarte a ti misma?

N: Lo he pensado muchas veces. Hubo una época en que viajaba para bailar en ferias medievales, sobre todo. Reflexioné y me di cuenta de que eso no estaba hecho para mí. Necesito más estabilidad.

J: ¿Cómo se porta la ‘Zoidociudad’ con la cultura?

N: Tengo relación cero con lo institucional. Terminé hace años cuando impartí talleres en los centros cívicos. Me di cuenta de que les importaba cero. Nos dieron un cubículo enano con un suelo de piedra malísimo para bailar descalza y sin aire acondicionado. Un día vino la concejala de turno a hacerse la foto. Nos cortó la clase para hacerse la foto.

Este tipo de políticos que tenemos ahora simplemente quiere mantener a una élite privilegiada y tener a los demás como sirvientes. No tiene sentido nada. A los políticos y banqueros que roban no les hacen nada. La Infanta… Como hemos cambiado de rey de un día para otro.

J: ¿Cómo ves los nuevos movimientos políticos que hay en estos momentos?

N: Estoy muy contenta con lo que está pasando. Convencí a mis padres para que votaran a Equo. Mi padre llevaba años sin ir a votar. Creo que Podemos va a conseguir que mucha gente desencantada con la política vuelva a votar.

Pablo Iglesias es un político con formación. Ana Botella no tiene curriculum. ¿Qué va a poner? ¿Que es una maruja que se casó con ‘Ansar’? Creo que Podemos es necesario ahora aunque es peligroso porque Pablo Iglesias deja a todo el mundo callado en los debates pero también entra en el juego de la provocación. Yo voy a seguir con Equo porque me gusta el trabajo de fondo.

El PP y el PSOE están acojonados. Que llegue Felipe González y diga que el PSOE se tiene que aliar con el PP contra Podemos es muy fuerte.

J: Pero parece que Equo se va aliar con otras formaciones en Ganemos con Rubén Sánchez de Facua y Chamizo, exdefensor del Pueblo Andaluz.

N: Es verdad que necesitamos unirnos entre todos los de la izquierda. La derecha es una piña.

J: Volvamos a la danza. ¿Sientes que te transformas en otra persona sobre el escenario?

N: Es otra faceta. Neferet no es Yolanda. No soy otra persona pero sí muestro otra faceta.

J: ¿Tiene eso algo que ver con que eres muy reservada con tu vida privada?

N: Tiene algo que ver. Mi madre me decía que mostrara mi feminidad porque iba con pantalones anchos y yo no le echaba cuenta. Fíjate, luego acabé enseñándolo todo en el escenario.

J: ¿Hay algo de tu vida privada de lo que no quieras hablar?

N: Me pongo más nerviosa. Hace poco me ocurrió algo muy fuerte. Se me murió mi hija y me hizo mucho bien hablar del tema. En realidad no tengo muchos tapujos. ¿Qué me ibas a preguntar?

J: En realidad iba a eso. A hablar de Leah (su hija).

N: La verdad es que fue muy duro. Iba todo muy bien. Fue un embarazo no buscado. Al principio un shock, después una alegría. A mí me aportó una explosión de sentimientos. Estaba hiperactiva. En el último momento no se sabe qué pasó. Ella decidió que no éste no era su sitio. No llegó a nacer viva. La tuve en mis brazos y la besé. Yo pedí que me durmieran y no enterarme de nada pero las matronas me dijeron: “No, Yolanda, esto es muy duro y tienes que pasar a través del dolor. Si no, te va a quedar la huella para toda la vida. Tienes que verla y despedirte de ella como se merece, como cualquier otra persona que se te vaya”.

Esas palabras fueron un cambio radical. Antonio (su pareja) y yo lo hablamos y estuvimos de acuerdo. Fue muy duro. Me acuerdo cada día de ella y a veces me echo a llorar pero, ¿qué vamos a hacerle? Eso fue así. Yo ahora veo las cosas de otra manera. Pienso que la muerte es una transformación. Mucha gente me dijo que en Oriente se piensa que cuando alguien deja este mundo es porque su misión aquí ya ha terminado. Ella vino a darme muchas cosas. A mí y a mucha gente de mi alrededor. A todo el mundo le aportó algo. La gente lo sufrió conmigo y me lo demostró. Después de todo, ahí sigue.

(Llora y no puede seguir hablando. Hacemos un parón).

J: Yo te vi cambiada a raíz del embarazo, que incluso retomabas la danza, pensé que la estabas abandonando, y volvías con las ideas más claras.

N: Realmente sí. Pensé que ella no querría que yo dejara el baile.

J: Entonces, ¿te veremos el día 27 de septiembre junto a Hossam Ramzy en el escenario?

N: Sí, estoy preparando una coreografía de folclore egipcio con toques de fusión que bailaré con mis alumnas. Me he basado en una canción de Hossam Ramzy, muy bonita, que se llama “Nefertari’s Dream”.

Si te cruzas con una mujer

No sé cómo has acabado aquí pero me alegro de que estés leyendo esto. Seguro que a lo largo de esta semana, al igual que durante cualquier otra semana del año y de tu vida, vas a cruzarte como muchas mujeres. A todos nos pasa. A no ser que vivas en una cárcel de hombres o seas un monje de clausura, vas a cruzarte tarde o temprano con alguna mujer.

Cuando eso ocurra te darás cuenta de que algunas mujeres te parecen guapas, atractivas. Podrás pensar que se han vestido y maquillado de la forma en que lo han hecho para agradarte. Podrás llegar a pensar que se han vestido y maquillado de la forma en que lo han hecho para que tú te sientas atraído. Si vas más lejos en tus pensamientos, podrás llegar a creer que el objetivo de esas mujeres es excitarte y que eso te da derecho a decirles lo excitado que te sientes al verlas.

Si te ocurre eso, te pido que te pares a reflexionar un momento. Te pido, por favor, que cuentes hasta diez antes de soltar una bravuconada. Haz lo mismo si lo que el cuerpo te pide es que le levantes la falda o que la sigas hasta un descampado y la fuerces a tener sexo contigo. Si te ves impulsado a hacer una cosa así, piénsalo primero. Seguro que si lo piensas te das cuenta de que te estás equivocando.

Trata de no imitar los modos del alcalde de Valladolid. No quieras ser uno más de la pandilla de la feria de Málaga. Nunca golpees ni acabes con la vida de una mujer.

Quizás estés pensando ¿De qué va este tío? Yo nunca mataría a una mujer. Vale, pero, por si acaso, no te consientas a ti mismo mostrarte obsceno con ellas. Ningún maltratador empieza a serlo dando una hostia a su pareja. Lo primero que hacen los maltratadores es ejercer la violencia silenciosa. Miradas, exabruptos, roces y otras muestras de ‘cariño’ que a veces son menos disimuladas que otras.

Te juro que últimamente estoy percibiendo un rebrote de esas actitudes. Me cruzo con machos alfa -ellos creen que lo son- a los que no les importa lo más mínimo mostrar su excitación en público. Y lo hacen delante de las mujeres pero también delante de sus parejas. Me refiero a que hay muchos hombres que ejercen con otras mujeres un tipo de violencia sexual socialmente aceptada -al menos ampliamente aceptada- delante de su propia mujer e incluso delante de la pareja de la mujer a la que acosan.

No te niego que me gusta mirar a las mujeres. Sobre todo a la mía. Tampoco te voy a decir que me importa que la miren. Es muy guapa. Con lo que no estoy de acuerdo es con que un completo desconocido o no tan desconocido pueda gritar -codificado en su idioma de hombre de las cavernas- un soberano “Te ponía a cuatro patas hasta saciarme” por mucha minifalda o maquillaje que lleve una mujer.

El escote, por muy amplío que sea y muy cerca de la vista que te quede al compartir ascensor con tu vecina del tercero, no te da derecho a violentarla.

Si te cruzas con una mujer y te gusta lo que ves, alégrate por haberlo visto. Ya está. No la sigas hasta la puerta de su casa, no le levantes la falda, no hagas ningún comentario soez sobre su escote, no le digas a su novio la envidia que le tienes, no la acorrales en un callejón, no la violes, no le pegues, no la mates. No es tuya ni siquiera cuando acceda libremente a acostarse contigo. Es una mujer y tiene el mismo derecho que tú a sentirse protegida.

En España, el teléfono de atención a la mujer maltratada es el 016. Es gratuito y no deja huella en la factura telefónica, por lo que nadie podrá saber que has marcado ese número.

Es un mito

agua“Tengo los ojos cerrados y pienso en Paloyo. Le veo con sus cabellos rizados, con sus ojos de dulce de leche, con su piel morena, su pecho velludo y fuerte, sus brazos y piernas que no dejaban dudas sobre su condición de deportista, las chanclas con una tira entre el dedo gordo y el índice, el calzón negro estilo España’82, el silbato colgando del cuello, el reloj de pulsera, su voz ronca, sus ganas de hacer reír, un día que cayó una gran tormenta metido en la garita del guardia con la chupa de cuero puesta y mandándonos a casa porque el polideportivo estaba cerrado por inundación, en verano comiendo pipas con dos o tres socorristas más, con el polo blanco que en la espalda llevaba escrito SOCORRISTA, en la piscina del polígono San Pablo reclamando la descalificación del mayor de los Ibáñez en braza, en la piscina de verano de Aznalfarache hablando con mi padre sobre los resultados de waterpolo en no sé qué edición de los Juegos Olímpicos, en Guadalpark comiendo tortilla de patatas, en el autobús municipal cantando el amor de un nadador y una nadadora, mordiéndose los labios de rabia, con los ojos brillantes al darle clases a un niño, lanzando al agua al pequeño de los Ibáñez, el chico con síndrome de Down que le tiraba de los pelos del pecho y de la cadena de oro porque no quería nadar,  bromeando con Ana, otra monitora de natación, sobre un hipotético día en que se cayeran ambos en una piscina llena de ron, con su novia de los primeros años en la piscina y con la otra, la rubia del pelo corto con la que se iba a ir a vivir cuando se murió en el agua. Y, luego, la frustración de no poder verlo. El hecho irremediable de su pérdida. Las lágrimas de un pueblo. Miles de personas acompañando el féretro. Las ganas de que todo fuese una pesadilla. La Navidad más amarga de mi vida.”

Lo que acabas de leer es un fragmento de mi novela Bébeme, bésame. Es ficción pero es real al mismo tiempo. Paloyo existió y murió en el agua. Fue mi entrenador durante algo más de tres años. Mis hermanos se mantuvieron con él en el equipo por más tiempo hasta que falleció de forma inesperada un 22 de diciembre.

Ya hace diez años que no podemos oír su voz ni seguir sus instrucciones pero sus nadadores seguimos fieles a él. Ayer lo demostramos una vez más. Se celebró por primera vez su memorial de natación. Fueron seis horas de relevos en la piscina de San Juan de Aznalfarache, muy cerca de la calle que lleva su nombre.

Paloyo es un mito. Es cierto que el ámbito de su mitología resulta muy localista, pero lo es. Se ha convertido en leyenda y a veces el recuerdo se fusiona con la ficción, como en mi novela. En este caso el reconocimiento es merecido. Pocas veces en mi pueblo se ha estado tan de acuerdo en algo: Paloyo era un tío extraordinario.

Carrie, exnovia de Paloyo junto a una gran foto del nadador.
Carrie, exnovia de Paloyo, junto a una gran foto del nadador.

Cuando se marchó de forma tan repentina y sin darnos la posibilidad de despedirle, Paloyo estaba preparándose para casarse. La novia se llamaba Carrie y es, permítame ella la licencia, la novia del recuerdo. Tener a Carrie, igual que tener a los familiares de Paloyo, en los homenajes que le estamos haciendo a nuestro entrenador, es casi como tenerle a él con nosotros. Su novia, sus padres y sus hermanas nos traen de vuelta al hombre convertido en mito y es a través de ellos que podemos tocarle.

Hoy, diez años después del día más triste, su equipo sigue. Son muchos los nadadores que ni siquiera habían nacido cuando él se fue de este mundo pero los que nadamos con él y sus familiares y allegados hemos trabajado mucho durante todo este tiempo para que nadie olvide quien fue Paloyo. El mito es nuestro y estamos muy orgullosos de él.