Djokovic, vete al médico

En el mundo del deporte hay medallas de oro dentro y fuera del ámbito competitivo y no siempre se corresponden las unas con las otras. Es el caso de Novak Djokovic, número uno del mundo en la ATP pero propenso a meter la pata en rueda de prensa. Sobre todo, cuando le preguntan por otras deportistas mujeres. Ya una vez justificó que los hombres cobrasen más dinero que las mujeres en los mismos torneos de tenis y ahora se ha salido por la tangente para decirle a Simone Biles que la presión es un privilegio.

Simone Biles consiguió 4 medallas de oro y 1 de bronce en los Juegos Olímpicos de Río 2016. En Tokio 2020 se presentaba como la principal favorita en las pruebas de gimnasia artística. Sin embargo, Biles decidió renunciar y parar. Sorprendió al mundo con una pirueta en el backstage de los Juegos de Tokio abandonando la competición en varias pruebas sin tentar la suerte de revalidar los títulos que había conquistado en Brasil. En un comunicado explicó que se retiraba de la competición para centrarse en su salud mental. Millones de personas recordaron entonces los graves casos de abusos acontecidos durante años en la Federación de Gimnasia de Estados Unidos (USAG). En 2018 se supo que Simone Biles fue una de las más de 100 gimnastas que había sido abusadas por el doctor de la USAG, Larry Nasag.

Las víctimas de abusos sexuales refieren en muchas ocasiones que les cuesta años asimilar lo que han sufrido. De ello se pueden derivar problemas mentales y, en última instancia, el suicidio que, dicho sea de paso, en España constituye ya la principal causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años, algo que no había pasado nunca desde que se tienen datos.

De modo que cuando una persona, deportista o no, dice que necesita parar para centrarse en su salud mental, lo mínimo que podemos hacer los demás es asentir y apoyarle. Todo lo contrario a lo que hizo Djokovic, quien, al día siguiente de sus declaraciones, perdió la semifinal del torneo olímpico de tenis. Y, a pesar de que para Djokovic la presión es un privilegio, en el partido por el bronce se le vio muy nervioso, llegando a romper una raqueta en un gesto de furia descontrolada impropio de alguien que presume de equilibrio mental. Y, siendo Djokovic un hombretón de mente inquebrantable, todavía tuvo tiempo para renunciar a jugar el partido por el bronce en la modalidad de dobles dejando tirada a su compañera Nina Stojanovic quien, sin duda, soñaba con colgarse una medalla olímpica. Consejos vendo que para mí no tengo.

Recuerda la actitud de Djokovic a la del diputado del PP, Carmelo Romero con su famoso grito “Vete al médico” que dedicó a Iñigo Errejón cuando el portavoz de Más País defendía en el Congreso de los Diputados la necesidad de una estrategia nacional de salud mental en España. Tomarse a risa los problemas de salud mental de los demás es una muestra de falta de humanidad y empatía y es una actitud muy peligrosa para con uno mismo. Cualquier persona está expuesta a sufrir, por ejemplo, depresión, ansiedad o estrés. De hecho, me atrevería a decir que todas las personas pasan por alguno de estos estados alguna vez en su vida. Debemos aprovechar el caso de Simone Biles y el discurso vilipendiado de Errejón para tomar conciencia de la necesidad de cuidar la salud mental de cada uno. Los gobiernos deben facilitar el acceso a las terapias psicológicas que no están al alcance de todos los bolsillos y a las que, valga la paradoja, mentalmente no es fácil acceder por miedo, vergüenza y por el que dirán de personajes sin corazón como Djokovic o Romero.

Publicado por José Ibáñez

Escritor y periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: