El despegue definitivo del fútbol como negocio se dio en España en la década de los 90 con la irrupción de ‘La Liga de las Estrellas’, que fue el primer producto de marketing grupal con el que los equipos de la Primera División se unieron para aumentar beneficios.

Manuel Ruiz de Lopera señala la maqueta del estadio que nunca terminó.
Manuel Ruiz de Lopera señala la maqueta del estadio que nunca terminó.

Eran los tiempos de dirigentes como Augusto César Lendoiro (Deportivo de La Coruña), Josep Lluis Núñez (Barcelona), José María Caneda (Compostela), Luis Cuervas (Sevilla), Ramón Mendoza y Lorenzo Sanz (Real Madrid) y los dos mayores paradigmas del fútbol de aquella época: Jesús Gil y Gil (Atlético de Madrid) y Manuel Ruiz de Lopera (Real Betis Balompié).

Los clubes y los jugadores, han ido siendo cada vez más ricos desde entonces. O eso nos han querido hacer creer, puesto que la deuda de los equipos de fútbol con Hacienda no paró de crecer y muchos futbolistas se quedaron sin cobrar las millonarias cantidades que habían firmado.

A pesar de que el fútbol de élite no ha quedado exento de los problemas de cobro y las reducciones de sueldo típicas de la crisis, los futbolistas son las estrellas del momento. Su actividad diaria, dentro y fuera del terreno de juego, depara mayor seguimiento mediático que la del presidente del Gobierno. Conducen coches de lujo, viven en urbanizaciones de lujo y están acostumbrados a que su fama les salve de pagar escándalos que sólo se perdonan a quienes tienen dinero para costearse el perdón y el olvido.

Todo esto ha provocado la irrupción de personajes ególatras que sólo se preocupan por la imagen que de ellos se muestra en televisión.

Sin embargo, no todos los futbolistas viven únicamente preocupados por la cuenta que puedan tener en una entidad como Bankia, por ejemplo. En el fútbol siempre han existido futbolistas que destacaron también por sus preocupaciones fuera del césped. He aquí que presento el once titular de los futbolistas que no eran estúpidos, formado por aquellos señores que se han preocupado de ejercitar el cerebro y/o el corazón tanto como los isquiotibiales.

1. CARLOS ROA

roaSiendo portero del mejor Mallorca de todos los tiempos, Carlos Roa lo tenía todo hasta que decidió renunciar y emprender un nuevo camino en su vida. El arquero argentino había jugado el Mundial de 1998 y estaba en la cima de su carrera cuando el Manchester United quiso contratarle. Sin embargo, Roa sorprendió al mundo del fútbol anunciando su retirada. Lo hacía por motivos religiosos.

Como miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día le estaba prohibido trabajar los sábados para dedicar ese día de la semana a Dios, lo que hacía su fe incompatible con su trabajo. Roa se retiró temporalmente, pues el Mallorca le obligó nueve meses después a volver y cumplir los dos años de contrato que le restaban. Nunca fue el mismo y acabó jugando en Segunda División con el Albacete Balompié.

2. JORGE ANDÚJAR, ‘COKE

coke“Quiero hacer Sevilla Fútbol Club: el Musical”. Eso es lo que le dijo Jorge Andújar, ‘Coke’ a los compañeros de Maasåi Magazine. Gracias a esa entrevista sabemos que ‘Coke’ estaba harto de hacer las mismas cosas de siempre en Sevilla y que, buscando alternativas, dio con la librería Un gato en bicicleta. Tuvo que acudir cuatro veces hasta que encontró el local abierto y después necesitó llamar “como cien veces” al monitor del curso de teatro al que terminó por apuntarse. Toda una muestra de perseverancia de un futbolista que decidió dedicarle un tiempo de su vida a la cultura.

‘Coke’ es uno de sus futbolistas que pasaron por la Universidad, aunque no tiene completada la carrera de Periodismo.

3. JUAN PABLO SORÍN

Juan Pablo Sorín se desempeñó en Argentina, Italia, Francia, Alemania, Brasil y España, donde defendió los colores del Barcelona y del Villarreal.

SPAIN LEAGUE SOCCER-RC BARCELONA-CELTA DE VIGOSorín destacaba, al margen de sus habilidades futbolísticas, por su larga melena rizada y su perilla. Esto ya hacía creer de él que se trataba de un tipo diferente y lo dijo un día en la sala de prensa del Camp Nou: “Soy un pibe con inquietudes: me gusta leer e ir al teatro”. De hecho, publicó un libro con fines solidarios. El día de su despedida como jugador, en 2009, se recaudaron 90 toneladas de alimentos que fueron donadas a instituciones benéficas. Sorín se dedica ahora a analizar el fútbol para ESPN Brasil y ha escrito para medios como Página 12 (Argentina) o El País (España).

4. JAVI POVES

El de Javi Poves puede que sea el más llamativo de los casos de este once. Algunos dirán que sí era estúpido, ya que abandonó una carrera en la élite simplemente porque estaba en contra del sistema capitalista que impera en el fútbol.poves

Javi Poves era defensa central en el Sporting de Gijón del carismático Manolo Preciado, quien un día le preguntó “¿A usted qué le pasa?”. Y Poves se lo dijo. Al chico le molestaba hasta cobrar por transferencia bancaria. No quería formar parte del sistema y se salió. Dejó el fútbol y se pasó tres años recorriendo el mundo para encontrarse a sí mismo. Esta temporada ha vuelto a los terrenos de juego para defender los colores del San Sebastián de los Reyes de Tercera División y está buscando trabajo.

5. JULEN GUERRERO

julenFiel a los colores del Ahtletic Club de Bilbao, Julen Guerrero fue el futbolista más amado por las jóvenes en la década de los 90. También recibió una entrada brutal del, hoy entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone.

Julen Guerrero era una de las grandes estrellas de la Liga y de la selección española a la que comandó junto a otros futbolistas de leyenda como Raúl, Kiko o Alfonso. Sin embargo, fue un futbolista del siglo XX, pues justo cuando se terminaba la centuria, su estrella se apagó de la noche a la mañana. Con 26 años dejó de ser intocable y pasó al banquillo. Se dice que unos años antes el Athletic Club rechazó un cheque en blanco del Real Madrid para vender a Guerrero.

El de Portugalete fue uno de los primeros futbolistas que se licenciaron en Periodismo. Más tarde aprovecharía sus conocimientos universitarios para comentar los partidos de España con el equipo de TVE. También destaca por su afición a tocar el piano.

6. OBDULIO VARELA

obdulio.varela1A cualquiera que le guste el fútbol habrá oído hablar del Maracanazo, aquel partido en el que Uruguay le quitó a Brasil la Copa del Mundo en su propio país. Para que la pequeña república oriental fuese campeona del mundo, fue imprescindible el trabajo psicológico de su capitán, Obdulio Varela.

Lo que no todo el mundo sabe es que Varela, tras romper los sueños de todo Brasil y hacer jurar venganza a un niño llamado Pelé, salió por las calles de Río de Janeiro a beber solo y acabó brindando con los propios brasileños. Obdulio Varela se cuestionó aquella noche del Maracanazo el valor del éxito.

7. JUAN MATA

Más raro que ver a un futbolista estudiando es ver a un futbolista estudiando dos carreras a la vez. mataEso es lo que hace el asturiano ‘Juanín’ Mata, uno de los ‘bajitos’ que están llamados a reactivar el camino del triunfo para la selección española tras el fracaso de Brasil 2014.

El extremo del Chelsea estudia al mismo tiempo Marketing e INEF. Cuando un periodista inglés le preguntó por ello contestó: “No creo que sea un bicho raro, simplemente trato de hacer cosas que se hacen a mi edad”.

8. PABLO INFANTE

infanteEsto es Anduva, Anduva, Anduva, y empuja con el alma, el alma, el alma. Y te lleva en volandas, volandas, volandas…” Esta canción tan pegadiza, cántico de guerra de los aficionados del Mirandés, se puso de moda en toda España en la temporada 2011-2012. La culpa la tuvo, sobre todo, Pablo Infante, capitán del equipo de Miranda del Ebro.

Por entonces el Mirandés jugaba en Segunda División B y pasó del anonimato al estrellato tras eliminar a tres conjuntos de Primera División (Villarreal, Racing de Santander y Espanyol) y colarse en las semifinales de la Copa del Rey, donde ya no pudo con el Athletic Club que aquel año fue subcampeón de Copa y de la Europa League.

El gran culpable de aquella hazaña fue Pablo Infante, un calvo de metro setenta y cinco que se convirtió en el futbolista de moda. Los comentaristas deportivos pidieron incluso su convocatoria con el equipo nacional de Vicente del Bosque y su leyenda se agrandó en cuanto se supo que este burgalés no había llegado nunca a la élite porque prefirió jugar cerca de su casa a separarse de su familia. Por las mañanas, Pablo Infante trabajaba en un banco y por las tardes eliminaba en la Copa del Rey a equipos millonarios de Primera División.

9. ROGELIO SOSA

El Real Betis Balompié siempre ha sido un equipo vendedor y pocas veces ha vendido bien, al contrario que su vecino de Nervión.

rogelioSin embargo, el caso de Rogelio Sosa es distinto. El Betis no hizo caja con él, simplemente, porque no lo vendió nunca. Rogelio, bético de Coria del Río no se movió de la banda izquierda del Villamarín. Allí se pasó 16 temporadas saboreando glorias y fracasos. Vivió algún descenso a Segunda División y estuvo en el banquillo en la primera final de la Copa del Rey en 1977, final que ganó el Betis.

Especialista en meter dentro de la portería lanzamientos de falta imposibles, un día fue a sacar un córner en un derbi disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán, estadio del Sevilla Fútbol Club, cuando un aficionado rival le lanzó un huevo duro. Rogelio cogió el huevo, lo peló, se lo comió y sacó el córner. Décadas después, Dani Alves, jugador del Barcelona, repitió el gesto con un plátano para defenderse de un ataque racista en Vila-Real.

Rogelio Sosa fue quien popularizó la frase “correr es de cobardes”.

10. SÓCRATES

sócratesNo es fácil marcar penaltis de tacón como tampoco es fácil saber aprovechar la fama para intentar cambiar la vida de millones de personas.

Al padre de Sócrates le gustaba la filosofía griega, de ahí su nombre, y su hijo acogió con entusiasmo otro concepto de la Grecia clásica: el de democracia. Tanto fue así que el sistema que él y sus compañeros instauraron en el Corinthians llevó a su afición a portar pancartas en contra de la dictadura cuando jugaban en casa.

A pesar de que lo mejor que sabía hacer era jugar al fútbol, decía que su gran pasión era la medicina. En la puerta de su casa se anunciaba como pediatra.

11. ANTONIO DI NATALE

di nataleUno de las grandes tragedias del fútbol actual es la muerte súbita. Antonio Di Natale, delantero de la selección italiana, vivió de cerca uno de estos lamentables episodios que los médicos deportivos todavía no han logrado controlar. Su amigo Piermario Morosini murió sobre el campo cuando defendía los colores del Livorno. Di Natale, muy afectado, decidió hacerse cargo de la custodia de la hermana de Morosini. La chica, discapacitada, era huérfana de padre y madre y había vivido también el suicidio de su otro hermano, también discapacitado. Di Natale consiguió que el Udinese, club al que pertenecían él y Morosini, se hiciera cargo también del caso.

ENTRENADOR: PEPE MEL

Aunque nació en Madrid, Pepe Mel relaciona los mejores recuerdos de su vida con la ciudad de Sevilla. Allí triunfó en dos épocas distintas con el Betis, del que fue jugador y entrenador. En esa segunda etapa, cuando era el hombre más querido de Heliópolis, dio a conocer su faceta cultural publicando sus dos primeras novelas: El mentiroso El camino al más allá, en las que se adentra en el género de la novela histórica.

pepe melPor su capacidad para crear personajes y ser dueño de sus destinos, Pepe Mel parece el entrenador mejor indicado para manejar este once de futbolistas que no eran estúpidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s