España es un país de grandes caldos y eso provoca que dejen de llegarnos de forma masiva grandes vinos de otros países que prefieren exportar a naciones no productoras. Es el caso del vino argentino, cuya fama alcanza su mayor cuota en la provincia de Mendoza.

Y es que Mendoza, desierto transformado por la mano del hombre, es una tierra de viñedos y montañas. En ella se aglutinan las mejores uvas Malbec y las grandes montañas de los Andes argentinos, entre las que destaca el Aconcagua, el pico más alto de América con 6.960 metros de altitud.

Viajar a Mendoza es soñar con Chile también, pues Santiago se encuentra a unas pocas horas de viaje, que serán más o menos según se viaje en avión, en ómnibus o en trafic, y según lo tengan a uno más o menos tiempo retenido en el puesto de frontera. DSC_3146En la propia ciudad de Mendoza hay visibles muestras de los lazos de hermandad entre mendozinos y chilenos como la plaza de Chile con el monumento a los libertadores San Martín y O’Higgins. De todos modos, dicen las malas lenguas que en Mendoza hay muchas veces un mal concepto de los chilenos. Típicas rencillas de vecinos.

Pero de Santiago de Chile os hablaré en otra ocasión. Ahora la parada del viajero es en Mendoza, donde, como decía antes, están los mejores vinos de Argentina.  Reza una letra de Sabina “Entre Córdoba y Maipú”, pues bien, en Maipú se encuentran, entre otras, las bodegas de la familia Zuccardi en las que se elaboran los vinos Zeta y Santa Julia con la famosa uva Malbec.

3861_10200237654003654_2033141525_n

Las visitas guiadas son muy económicas. Se recomienda ir a una o dos bodegas, no más, porque las visitas difieren muy poco de una empresa a otra. En mi caso, aficionado al vino pero para nada un experto en la materia, fue una tarde muy grata puesto que por primera vez pude sacarle a un vino matices al catarlo. Obviamente, terminé comprando una botella.

Es Mendoza también tierra de montañas, las más altas de Argentina y del megacontinente americano. Los pueblos de precordillera y cordillera andina de la provincia tienen nombres curiosos como Puente del Inca, Tupungato y Uspallata.

DSC_3470

Todo un camino con sabor inca y olor a aire limpio que termina de forma irremediable y maravillosa en el Parque Provincial Aconcagua.

Nunca me cansaré de repetir que la mayor experiencia que se puede vivir en el continente sudamericano es la de entrar en contacto con su naturaleza. En Aconcagua, como en Iguazú o en el río de La Plata, me sentí un diminuto e indefenso hombre de las cavernas.

Finalmente, la ciudad de Mendoza, es un sitio pequeño en el que hay muchos españoles viviendo. Esto se nota en el nombre de algunos de sus comercios. La plaza de España, en el centro de la ciudad, es de inspiración andaluza y recuerda a las obras de Aníbal González. Mendoza, además, tiene su propia Alameda, semejante al aspecto que lucía antiguamente el famoso bulevar sevillano.

Población vecina de la capital es Godoy Cruz a la que se llega en tranvía en apenas unos minutos. Actualmente, su equipo de fútbol juega en la Primera División y es entrenador por el exfutbolista de Boca Juniors, Villarreal, Real Betis y Alavés, Martín Palermo. Otra localidad fronteriza con Mendoza es Guaymallén. Prácticamente en la confluencia entre Mendoza y Guaymallén se encuentra el Núcleo Originario que fuera arrasado por el terremoto del 20 de marzo de 1861. Mendoza, como Buenos Aires, fue fundada dos veces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s