Ciudad del silencio

Tengo en mi habitación un cuaderno de viajes que me regaló Begoña Quinteiro, prologuista de Dos minutos en tu vida. Esta mañana he retomado ese cuaderno porque tenía varios viajes pendientes por escribir. Uno de ellos fue el que realicé en mayo de este año a Madrid.

Recordando los momentos vividos en la capital de España he encontrado tres frases que anoté en el interior del monumento a las víctimas del 11 M. Allí dentro reina el silencio; el respeto por las vidas sesgadas por la sinrazón de los extremistas. Un cilindro de palabras en varios idiomas se eleva hacia el cielo. Uno de esos idiomas es el árabe para mostrar al mundo que el Islam no es terrorismo, sino que los terroristas lo utilizan pervertido y acondicionado a sus intereses.

La primera de las frases que extraje del cilindro al que no me atreví a hacerle ninguna foto dice: “Hace falta mucha fantasía para soportar la realidad”.

La segunda frase dice: “La paz es el camino”.

La tercera frase dice: “A pesar de todo el hombre debe siempre esperar”.

Buen provecho.