LobatónAyer tenía puesta la radio mientras iba conduciendo. Paré el motor y dejé la radio encendida porque me sedujo lo que estaba escuchando. En la Cadena Ser estaban entrevistando a Paco Lobatón, que narraba con mucha humildad cómo pasó de Radio Nacional de España a presentar ¿Quién sabe dónde? en la primera cadena de Televisión Española, el programa que lo lanzó a la fama y por el que todos lo recordamos. Lobatón comentaba que su nombre fue el último que pensaron para conducir aquel espacio, pero que son esas pequeñas casualidades de la vida las que hacen que triunfemos cuando menos lo esperamos. Mientras trataba de explicar el éxito de ¿Quién sabe dónde? Lobatón dijo: “La clave estaba en no añadir dolor al dolor”.

“La clave” como lo llamó ayer este periodista andaluz, es uno de los axiomas básicos de la ética periodística. Los periodistas estamos para informar, no para dramatizar la información. Lobatón dijo otra verdad que es necesario aplicar al periodismo: “El periodista no debe convertirse en protagonista de la noticia”. No creo que sea necesario añadir mucho más, sólo que a veces el profesionalismo y la ética están tan perdidos detrás de los niveles de audiencia que ni Lobatón y su antiguo equipo de ¿Quién sabe dónde? podrían encontrarlo.

Buen provecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s